Un total de 181 senadores piden la indemnización de 8.345 euros por la disolución del Senado

Diputación Permanente del Senado

Un total de 181 senadores ha pedido cobrar la indemnización de 8.345,16 euros a la que tienen derecho al dejar de ser parlamentarios por la disolución de las Cortes, ante las elecciones generales de diciembre, mientras que otros siete no lo han solicitado.

La cuantía equivale prácticamente a dos meses de sueldo y es una suerte de indemnización por despido.


Cuando el Congreso y Senado se disuelven, un grupo de parlamentarios se mantienen en activo como miembros de la Diputación Permanente. En la Cámara Alta, son 77 senadores, que siguen cobrando su sueldo habitual. El resto, tiene derecho a lo que se llama indemnización de transición, un pago único para compensarles su baja anticipada como parlamentarios por los comicios.

La cifra que cobran es el resultado de multiplicar 154,54 euros por los 54 días que van de la disolución de las Cortes (27 de octubre) hasta el día previo a las elecciones; es decir, 8.345,16 euros que se cobran de una vez.

UNA RETRIBUCIÓN VOLUNTARIA

Esta indemnización es incompatible con cualquier otra retribución con cargo a un presupuesto público, ni de institución, ente, organismo o empresa dependiente de una administración, y tampoco se puede cobrar si se tiene un sueldo privado, salvo los que son compatibles con la actividad parlamentaria.

Pero no se recibe de forma automática, por el hecho de que las Cortes se disuelvan, sino que es necesario que los parlamentarios la soliciten y es lo que han hecho 181 senadores, muy probablemente, aquellos que no tienen otros ingresos. Otros siete que podían pedirlo no lo han hecho a día de hoy.

Entre ellos se encuentran Ramón Espinar (Podemos) y Tomás Marcos (Ciudadanos), ambos con escaño en la Asamblea de la Comunidad de Madrid. Tampoco han pedido esta indemnización Severa González López (dirigente del PP en Murcia), Enrique López Veiga (del PP, al frente del Puerto de Vigo desde octubre), María Navarro Viscasillas (concejal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza), José Sala Torres (del PP, senador balear) y José Luis Torres Colomer (también del PP, senador por La Coruña).

Otros 77 senadores siguen cobrando su nómina habitual porque son miembros de la Diputación Permanente, bien como titulares o como suplentes. Este órgano no está teniendo actividad en el Senado, porque no ha tenido que atender ningún asunto ni petición tras la disolución de las Cortes.