Un testimonio desgarrador pero necesario

El principal objetivo de la Fundación Isabel Gemio era que los abulenses conocieran de primea mano cuáles son sus objetivos y los problemas que sufren las personas que padecen algún tipo de distrofia muscular. Para ello congregaron a personas del mundo de la política, de la empresa y ciudadanos anónimos

Isabel Gemio, Álvaro de Yturriaga y David Ortega fueron los anfitriones del cóctel organizado por la Fundación Isabel Gemio para recaudar fondos para la investigación de la distrofia muscular, y sus diferentes formas de presentarse.

 

Una enfermedad degenerativa que afecta a unas 80.000 personas en España, aunque podrían ser más ya que no existen muchos especialistas que sepan detectar este tipo de enfermedades raras.

 

El Ministerio de Sanidad ha declarado este año como el año de las enfermedades raras y como comentaba Gemio “lo importante es que la gente sepa que existen este tipo de enfermedades y que se investigue sobre ellas”, y que al afectar a una parte muy pequeña de la población.

 

Entre los asistentes se encontraban el Alcalde de Ávila, Miguel A. García Nieto, acompañado de varios concejales. El vicepresidente de la Diputación de Ávila, Ignacio Burgos. Representantes empresariales y sociales. O el ciclista Carlos Sastre que hizo entrega de una bicicleta a uno de los ganadores de la rifa final.

 

La asistencia no fue muy numerosa pero para los organizadores lo importante es que las mismas se conviertan en altavoz de sus problemas para concienciar a la ciudadanía.

Noticias relacionadas