Un ternero muerto en el útlimo ataque de lobos en Diego Álvaro

Ternero muerto en Diego Álvaro por un ataque de lobos

La Alianza UPA-COAG denuncia que en el último mes la misma explotación ha sufrido dos lobadas, y en esta ocasión ha muerto un ternero de apenas un día y han abortado tres vacas. 

En las últimas horas una manada de cánidos ha entrado en un corral matando un ternero de apenas un día de vida y provocando el aborto de tres vacas.    

 

Se trata del segundo ataque sufrido en apenas tres semanas por parte del mismo ganadero en este término municipal, y el sexto acumulado en los últimos meses.

 

Esta organización califica la situación actual que sufren los ganaderos de la provincia como `límite e insoportable´, y apunta  que el problema no se va a solucionar hasta que el Gobierno regional  no actúe firmemente. “La ganadería extensiva en nuestra provincia está en peligro de extinción y sin duda acabará desapareciendo ante el acoso cada vez más  extremo de los lobos porque las pérdidas económicas son inasumibles”, denuncia el ganadero afectado.

 

Reiteran que en las zonas con altos niveles de conflictividad entre ganaderos y lobos es incompatible ambas presencias. Por eso, LA ALIANZA UPA-COAG DE ÁVILA pide a la Consejería de Medio Ambiente que decida qué intereses quiere anteponer porque la gestión actual del Gobierno regional está provocando situaciones extremas para muchos ganaderos.

 

Assimismo, pide un esfuerzo a la sociedad y un ejercicio de responsabilidad a las administraciones para que asuman de una vez por todas que los lobos ni son criaturas angelicales, ni son inofensivos ni son perros de compañía a efectos de quienes los sufren, que son los ganaderos cuyo patrimonio es destrozado frecuentemente por sus acciones.   

 

Por otro lado, reclaman también "lo que es de justicia y lo que los tribunales han sentenciando, que consiste en que la Junta de Castilla y León se haga responsable de estos daños. Y lo debe hacer de forma rápida y ajustada al daño ocasionado, porque la demora de las indemnizaciones  está provocando la expulsión de profesionales que no pueden asumir por más tiempo las elevadísimas pérdidas económicas que provocan los lobos".