Un sondeo da una ventaja de 6 puntos a PP sobre Podemos, mientras el PSOE acecha

Un sondeo elaborado por Simple Lógica le da al PP la victoria con un 29,2% de los votos, seguido de Podemos con un 23,5% con el PSOE a solo un punto (22,5%). Ciudadanos lograría un 15,4%.

 

CIUDADANOS GANA 1,5 PUNTOS

 

La estimación de voto para Ciudadanos se eleva al 15,4 por ciento, lo que supone casi un punto y medio sobre su resultado del 20D, que fue del 13,93 por ciento. Sin embargo, la evolución que se observa es descendente en algo más de dos puntos si se compara con la encuesta de mayo de Simple Lógica.

 

La tasa de fidelidad de los votantes del partido de Albert Rivera es del 68,8 por ciento, muy parecida a la del PSOE, aunque el 12,6 por iento no señalan si votarán o en qué sentido lo harán el 26J.

 

La pérdida de voto iría en un 8,2 por ciento a la abstención y las pérdidas de apoyos en favor de otras candidaturas se elevarían al 10,4 por ciento de sus votantes, siendo la principal la que se produce en favor del PP, el 6,3 por ciento y también hacia el PSOE, aunque más reducida, el 2,9 por ciento.

 

Estos datos muestran que el comportamiento electoral del 26J podría ser muy parecido al del 20D, sin embargo hay que tener en cuenta que el 13 por ciento de los que votaron en diciembre todavía no declara si irá a votar y en qué sentido lo hará. Este estudio también constata que el 17 por ciento de lo que votaron a una formación política el pasado 20D lo harán en esta ocasión por otra distinta.

Un sondeo realizado por Simple Lógica daría como ganador de las elecciones generales del próximo 26 de junio al PP con un 29,2 por ciento, mientras que la segunda fuerza pasaría a ser Podemos (23,5%), adelantando al PSOE pero por tan sólo un punto, ya que el estudio da un 22,5 por ciento del voto para los socialistas. Ciudadanos ganaría cerca de un punto y medio en relación con el 20D y se situaría en el 15,4 por ciento.

 

Este estudio revela también otros datos de interés como el hecho de que el 17 por ciento de los que votaron el pasado 20 de diciembre por alguna formación política han decidido votar por un partido distinto al que eligieron hace seis meses. También se refleja que un 13 por ciento del electorado no declara si irá o no a votar y que sólo la mitad de los votantes de Izquierda Unida declara ahora que votará a la coalición de Unidos Podemos.

 

La encuesta ha sido realizada con una muestra de 1.226 entrevistas telefónicas asistidas por ordenador y los datos fueron tomados entre los días 1 y 15 de junio. El margen de error se sitúa en el 2,86 por ciento y un nivel de confianza del 95,5 por ciento para datos globales.

 

Según estos datos, el Partido Popular se mantiene en cabeza como el partido más votado, con el 29,2 por ciento de los votos. Sin embargo, este dato sólo supone una subida de unas décimas en relación con lo logrado el 20D, que fue del 28,72 por ciento y además refleja un ligero descenso de menos de un punto con respecto al resultado logrado en la encuesta que Simple Lógica realizó en mayo.

 

La tasa de fidelidad del PP es la más alta de las cuatro grandes formaciones y se eleva al 78,5 por ciento de los que votaron a los populares en las pasadas generales. En el apartado de pérdida de apoyos, los dos hechos más destacables se refieren a los votantes que se declaran dispuestos a votar a Ciudadanos y que ascienden al 5,6 por ciento, y el porcentaje de votantes que no llega a declarar a quién votará el 26J, que son el 9,7 por ciento. Un 2,1 votará a otras formaciones y se abstendrá un 4,1.

 

UNIDOS PODEMOS NO ES LA SUMA DE PODEMOS E IU

 

El citado sondeo atribuye un 23,5 por ciento del voto a la coalición Unidos Podemos, es decir, ocho décimas menos de lo que arrojaría la suma de los porcentajes logrados por Podemos e IU el pasado 20 de diciembre. Aunque es algo más de un punto superior a la suma estimada para Podemos (14,2%) e IU (7,9%) por la encuesta que realizó esta consultora el pasado mes de mayo.

 

El análisis de comportamiento actual de los votantes de Podemos e IU refleja que la formación de Pablo Iglesias mantiene una fidelidad de voto del 71,6 por ciento y que la principal pérdida de apoyos se produce en favor del PSOE. Un 10 por ciento de los votantes de Podemos el pasado 20D se muestra dispuesto ahora a votar a los socialistas.

 

El 4,3 por ciento lo harían por otras candidaturas. Sólo están dispuestos a abstenerse el 3,7 por ciento, mientras que el 10,5 por ciento no declara cuál será su comportamiento electoral.

 

En cuanto a Izquierda Unida, es destacable que sólo la mitad de sus votantes de diciembre, el 50,2 por ciento, declara ahora tener intención de votar a Unidos Podemos. Uno de cada cinco, es decir, el 19,3 por ciento se iría a la abstención, el voto en blanco o nulo, mientras que un 15,2 por ciento no manifiestan cuál será su decisión. Además, es notable el porcentaje que declara que votará a otras formaciones, el 15,1 por ciento, siendo la mayor parte la que se produce hacia el PSOE, el 6,1 por ciento.

 

El PSOE GANA MEDIO PUNTO CON RELACIÓN AL 20D

 

Este estudio sociológico refleja que el PSOE ganaría medio punto con relación al resultado logrado hace seis meses y lograría el 22,5 por ciento de los escaños. Sin embargo, perdería la segunda posición en favor de Unidos Podemos, que le superaría en un punto.

 

Los socialistas mantienen una tasa de fidelidad del 68,8 por ciento, la más baja de los cuatro partidos que se presentan el 26J. Aunque registra un 14,8 por ciento de votantes que no declara cuál será su comportamiento electoral.

 

En cuanto a la pérdida de voto se reparte entre la abstención (el 8,3 por ciento) y el voto a otras formaciones políticas, principalmente a Unidos Podemos (a donde se iría el 2,9 por ciento) y a Ciudadanos (otro 2,9).

 

MEJORA LA VALORACIÓN DE RAJOY Y EMPEORAN LAS DE SUS RIVALES

 

Según este estudio, la valoración de Mariano Rajoy ha mejorado en el último mes, aunque sigue siendo el tercer líder mejor valorado. Su puntuación positiva es del 26,2 por ciento de los ciudadanos, algo más de tres puntos superior a la registrada en mayo.

 

Albert Rivera sigue siendo el líder mejor valorado con un 40,1 por ciento de apoyos, pero su valoración es ahora dos puntos inferior a la de hace un mes. Le sigue, entre los mejor valorados, Alberto Garzón, con un 29,7 por ciento, pero también éste ha descendido en aprobación, ya que en mayo se situaba en el 37,7 por ciento.

 

La aprobación más baja es para Pedro Sánchez, con un 20,8 por ciento, tras caer tres puntos respecto a hace un mes, y Pablo Iglesias, que tras caer 1,5 puntos, se sitúa en el 20,5 por ciento.