Un segundo raro acaricia de nuevo a Doña Manolita y la Bruixa d’Or

Principales afortunados. El número 00147 alcanza también a Calatayud, donde fueron a parar unos 55 millones de euros, y al pueblo costero de Vélez de Benaudalla, en Granada, agraciado con otros 49
AGENCIAS / MADRID
Alas 10.52 horas, veinte minutos antes de que el Gordo hiciera su aparación en el escenario del Palacio de Congresos de Madrid, Eduardo Escobar y Alejandra Alves cantaban el 00147, un número bajo, raro, de los que gustan poco, pero que resultó ser el segundo premio.
“Nos costó bastante venderlo, la gente no lo quería, lo rechazaba”, entre otras razones porque tiene muchos ceros, explicaba poco después la lotera Concha Coronado, de la popular Doña Manolita, la administración situada en plena Gran Vía madrileña y conocida por repartir siempre algún premio en este sorteo.

Y es que un año más la suerte ha acariciado a dos de las más populares administraciones de lotería, Doña Manolita (Madrid) y la Bruixa d’Or (Lleida), en donde se ha vendido parte del segundo premio del sorteo de Navidad, el 00147, un número poco atractivo pero repartido, sobre todo en Burgos, Zaragoza y Granada.

Este segundo premio fue especialmente generoso con la localidad burgalesa de Roa de Duero, en donde se repartieron 58 millones de euros.

Asimismo, en Calatayud (Zaragoza), fueron a parar otros 55 millones de euros, y el pueblo costero de Vélez de Benaudalla (Granada), se vio agraciado con otros 49 millones de euros.

Además de la administración de Doña Manolita, en Madrid, con una serie del número 00147 consignada, otra administración de lotería, en el céntrico barrio de Salamanca, vendió dos series del segundo premio, íntegramente en ventanilla, salvo un décimo, dado que el 00147 era el número que en su día jugaba la abuela de los responsables del establecimiento, y se lo dejó en herencia.

Otra de las administraciones más famosas por el número de premios repartidos a lo largo de la historia, la Bruixa d’Or, en Lleida, distribuyó quince millones de euros del segundo premio. Su responsable, Xavier Gabriel, contaba emocionado que desde primeras horas había vaticinado que en su establecimiento tocaría el segundo premio, que también se vendió en Santiago de Compostela, y en Sestao (Vizcaya), con una serie del número premiado, en cada caso.

En la localidad costera de Vélez de Benaudalla (Granada), en donde también cayó el segundo premio, los 49 millones de euros repartidos fueron a parar en su mayoría a una agrupación de Izquierda Unida.

La ciudad de Santiago de Compostela también se vio agraciada con el segundo premio, con lo que los beneficiados habrían sido turistas y peregrinos de paso por esa localidad con motivo del Año Xacobeo.

En Sestao (Vizcaya) también ha sido despachado el segundo premio, que se ha repartido entre un grupo de vecinos abonado al mismo desde hacía más de cuarenta años.