Un Real Ávila crecido... pero sin conseguir la victoria contra el Salmantino

El Real Ávila ha empatado esta tarde 2-2 contra el Salmantino en tierras charras. El partido comenzó con un mayor dominio de un Real Ávila que por algo ocupa la tercera plaza del Grupo VIII, con más llegada y sensación de peligro. De hecho, en sólo dos minutos tuvieron dos ocasiones en la cabeza de Rui que se fue al larguero y en un posible penalti de Pablo a Emilio, muy protestado por el equipo visitante.

FICHA DEL PARTIDO

 

 

REAL ÁVILA: Darío; Javi, Andrés, Rui, Cabezón; Álex, Cueto (m. 86 Vicente), Trujillo, Pito; Piru (m. 65 Iosu) y Emilio (m. 45 Iván).

 

 

SALMANTINO: Pablo; Sito, Gallego, Juan de la Nava, Ruby (m. 68 Héctor); Josemi, Toni Miguel (m. 74 Sobrino), Nacho (m. 84 Tejedor), Juanan; Carlos de la Nava y Diego.

 

GOLES: 1 – 0 minuto 36, Toni Miguel. 1 – 1 minuto 60, Pito. 2 -1 minuto 87, Gallego. 2 – 2 minuto 89, Pito.

 

ÁRBITRO: Alberca García (colegio zamorano). Amonestó a Nacho, Ruby y Sito por parte del Salmantino y a Trujillo, Andrés y Cueto por parte del Ávila.

 

EN DETALLE: Partido disputado en las Pistas ante 200 espectadores con importante presencia de aficionados del Real Ávila.

La polémica siguió en el área del Salmantino con otra posible pana máxima sobre Pito después de un agarrón que el árbitro no consideró tal, desbaratando ocasiones de peligro para cambiar la tendencia del partido. De hecho, poco a poco los de María Hernández fueron tomando protagonismo e igualaron fuerzas para equilibrar el choque y comenzar a crear peligro por dentro con Carlos de la Nava y Nacho como referentes. También buscaron los salmantinos el costado izquierdo con Toni Miguel protagonista del encuentro.

 

Y así fue porque en el minuto 36, un disparo desde fuera del área del ‘7’ (con la colabpración del guardameta del Ávila) terminó dentro de la portería con suspense y después de pegar en el palo izquierdo, desatando la alegría en los de María después de mucho tiempo sin logran una victoria. Estaba cerca pero con 45 minutos más de juego.

 

EL ÁVIILA SE CRECE

 

En la reanudación, el fútbol siguió sin ser muy vistoso y el control de la pelota era alterno, quizá con más dominio de los salmantinos pero inocuo, con poco veneno y sin la sensación de peligro. Por el contrario, el Ávila, con un Pito muy activo, y con pelotas largas buscaba la sorpresa con opciones por banda.

 

Pero fue en el minuto 60 en una jugada a balón parado cuando los abulenses pusieron las tablas con un golazo de Pito, protagonista en el Ávila, para enmudecer a la grada y cerrar, al menos de momento, las ilusiones de los locales.

 

Pasaban los minutos y el partido no daba para mucho con pocas ocasiones y un partido que podía decantarse para cualquiera de los dos equipos en alguna acción aislada o a balón parado con más papeletas para los de Borja Jiménez, que tuvieron una ocasión de lujo en el 82, de nuevo a balón parado, tras rematar un córner que pegó en el palo izquierdo de la portería de Pablo.

 

Pero solo dos después, en el 89, un penalti de Sito sobre Vicente fue castigado por el colegiado con amarilla, en jugadas que hay que vigilar y tener más oficio. Pito hizo el 2 – 2 definitivo.

 

BORJA JIMÉNEZ HABLA SOBRE EL PARTIDO

 

El entrenador del Real Ávila, Borja Jiménez terminó el choque frente al Salmantino con la sensación de haber perdido dos puntos. "Hemos vuelto a perder dos puntos porque tenemos ocasiones muy claras y no somos capaces de materializarlas. Un error nuestro provoca que el equipo rival se adelante y nos hacen un segundo tanto que es un golazo, pero todo lo vivido hoy son acciones a balón parado en un choque muy disputado".

 

Jiménez también indicó que quizá hoy es el día en el que "menos han jugado al fútbol en toda la temporada, con la prisa que nos obligaba el marcador y por eso hemos perdido el partido".


Sobre el árbitro indicó que ha estado "desacertado para los dos equipos pero lo que nos queda es seguir jugando al fútbol, nada más", aseveró...

 

 

Se guardó un respetuoso minutos de silencio por la muerte del alevín del Navega Carlos de Vega (Foto: Chema Díez)