Un rayo calcina casi cuatro hectáreas de pasto en Urraca-Miguel

Los fenómenos meteorológicos adversos propios del agosto abulense están contribuyendo, junto con el calor, a la proliferación de pequeños fuegos causados por los rayos. Es el caso del fuego ocasionado en la tarde del pasado martes en el barrio anexionado de Urraca-Miguel, donde ardieron 3,75 hectáreas de pasto

La rápida actuación de los dispositivos de extinción evitó que el daño fuera mayor. En el lugar del incendio estuvieron actuando un agente medioambiental, una cuadrilla, una autobomba, una dotación de bomberos municipales y otra de la Guardia Civil, que consiguieron apagar las llamas hacia la media noche.