Un proyecto financiado por la AECC detectará precozmente el cáncer de pulmón con un análisis de sangre

Nanotecnología

El proyecto permitiría la detección precoz del cáncer de pulmón a través de un análisis de sangre con una técnica basada en la nanotecnología mucho más sensible de la que se usa actualmente para la detección de marcadores tumorales.

Coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer de Pulmón, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) recuerda e insiste en que la investigación es el único camino para aumentar la supervivencia en cáncer, y mejorar la vida de los pacientes. Por ello, uno de los proyectos singulares financiados por la AECC busca detectar de manera temprano el cáncer de pulmón con un sencillo análisis de sangre a través de una técnica basada en la nanotecnología.

 

En 2015, 23.119 hombres y 5.205 mujeres serán diagnosticados de cáncer de pulmón en nuestro país. Y se espera que esta enfermedad la padezcan más de 40.000 personas en 2035. Es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo, y la mortalidad alcanza al 80% de los enfermos.

 

El proyecto, coordinado por el físico Francisco Javier Tamayo que se lleva a cabo en el Instituto de Microelectrónica de Madrid, permitiría la detección precoz del cáncer de pulmón a través de un análisis de sangre con una técnica mucho más sensible de la que se usa actualmente para la detección de marcadores tumorales. Esta técnica basada en la nanotecnología, aplicada a la población de riesgo, podría aumentar la supervivencia en este tipo de tumor ya que sería capaz de diagnosticarse en una etapa en la que los tratamientos son mucho más eficaces.

 

Las células cancerosas “fabrican” proteínas que no se encuentran en las células sanas. Estas proteínas mutantes se convierten de este modo en un excelente rastro para detectar de un modo inequívoco la presencia del tumor en el organismo. Se sabe que una pequeña parte de estas proteínas son secretadas por las células tumorales al torrente sanguíneo. Según el investigador, “si fuéramos capaces de detectar estás proteínas mediante un análisis de sangre estaríamos dando un paso firme en la detección precoz de la enfermedad. Sin embargo, la sangre es un líquido complejo y denso que contiene multitud de diferentes proteínas y otros constituyentes, de modo que detectar el rastro del cáncer en la sangre es comparable a encontrar una aguja en un pajar. Nuestro grupo ha desarrollado un método para detectar concentraciones ínfimas de proteínas tumorales en sangre”. Este desarrollo es resultado de aunar diferentes enfoques disciplinares tales como la física, la química, la biología y en particular la nanotecnología.

 

El objetivo en los próximos tres años es hacer ensayos clínicos con esta tecnología para la detección de proteínas mutantes del cáncer de pulmón lo que permitiría detectar diversos canceres a estados tempranos permitiendo un óptimo tratamiento y un muy buen pronóstico.