Un proyecto de la UCAV resalta las ventajas de la movilidad eléctrica en Ávila

El alumno de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) Pablo Grande ha defendido su Proyecto Fin de Carrera de la Licenciatura en Ciencias Ambientales sobre la movilidad eléctrica en el término municipal de Ávila. El tribunal, formado por Ana San José Wery, doctora en Ciencias Ambientales, y Javier Velázquez, doctor en Ciencias Ambientales y vicerrector de Investigación y Relaciones Internacionales, ha calificado el mismo con Matrícula de Honor

A la defensa han asistido Rubén Aparicio, gerente adjunto de CESVIMAP, Alberto Plaza, teniente de alcalde de Servicios a la Ciudad, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y Ruth Pindado, concejala de Medio Ambiente y Educacion.

 

El proyecto, dirigido por el decano de la Facultad de Ciencias y Artes, Pedro Mas, engloba el estudio de la movilidad eléctrica en general, en España, en Castilla y León y en el término municipal de Ávila con el Renault Twizy como vehículo eléctrico.

 

Pablo Grande ha estudiado el Renault Twizy en comparación con otros medios de movilidad, para determinar sus cualidades sobresalientes, y el análisis de su conducción frente a un vehículo convencional de combustión. A través de esta información y ante la conveniencia del uso de vehículos eléctricos por sus ventajas respecto a otro tipo de vehículos, ha estudiado las posibles aplicaciones del Renault Twizy en el término municipal de Ávila.

 

Para la realización del trabajo se ha partido de las características del Renault Twizy, y del estudio de la movilidad eléctrica para mostrar la situación y posibilidades de la movilidad eléctrica en la Comunidad Autónoma y en ciudades sensibles a la contaminación. También se ha comparado con otro tipo de vehículos para comprobar qué vehículo es más eficiente.

 

Por último, se han buscado aplicaciones en Ávila. A nivel de usuario, se han estudiado qué tipo de particular se vería más beneficiado. En el sector privado, los resultados demuestran que podría ser útil para el traslado de mercancías o como vehículo turístico. En el sector público, en el que ya cuenta con este vehículo la Policía Local y también en París lo utiliza el Cuerpo de Bomberos, propone su utilización para organismos como el Ayuntamiento o la Diputación como forma de concienciar a los ciudadanos del uso de un vehículo respetuoso con el medio ambiente.

 

Entre las ventajas del vehículo eléctrico destaca su mayor rapidez en circuitos urbanos, consume menos combustibles fósiles, no contamina el aire, es menos ruidoso y, por sus dimensiones, permite más agilidad y mejor conducción para una ciudad como Ávila con grandes limitaciones de conducción y aparcamiento.