Un profesor de la UCAV participa en el I Congreso Internacional de Investigación de la trufa

El profesor de la UCAV, Guillermo Pérez-Andueza

El profesor de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) Guillermo Pérez-Andueza ha participado en el I Congreso Internacional de Investigación de la trufa, celebrado en Barcelona recientemente. Allí ha presentado la comunicación “Respuesta electroantenográfica del escarabajo de la trufa a los volátiles emitidos por la trufa negra".

La autoría de este trabajo pertenece al profesor Pérez-Andueza, César Saucedo, Antonio Ortiz y Fernando Herrero.

 

La trufa negra (Tuber melanosporum) es un hongo subterráneo muy apreciado por sus valores culinarios y de mercado. El escarabajo de la trufa Leiodes cinnamomeus (Coleoptera, Staphylinoidea, Leiodidae) es una plaga clave de la trufa negra en el centro de España. Tanto los adultos como las larvas de Leiodes provocan pérdidas económicas por la destrucción de las trufas, debido a sus hábitos de alimentación y oviposición, pero poco se sabe acerca de la comunicación química (mediante compuestos volátiles o semioquímicos) entre los escarabajos y su hongo hospedador. Dilucidar esta cuestión sería de gran interés para implementar tácticas de control de la plaga.

 

Los compuestos volátiles liberados por las trufas inmaduras y maduras, fueron analizados por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC-MS), obteniéndose 13 compuestos en cantidades apreciables. Desde un punto de vista cuantitativo, las trufas inmaduras emitieron mayores cantidades de compuestos azufrados que las trufas maduras. La detección por cromatografía de gases acoplada a electroantenografía (GC-EAG), reveló que cuatro de los compuestos identificados suscitaron señales antenales reproducibles en los insectos adultos ensayados y tres de ellos produjeron respuestas electroantenográficas (EAG) consistentemente altas. Por otra parte, los escarabajos machos y hembras mostraron un perfil de respuesta similar frente a los aromas de la trufa que se probaron.

 

Gracias a estos ensayos, se sientan las bases científicas para el diseño de estrategias prácticas de control de la plaga, basadas en trampas cebadas con alguno o varios de estos compuestos atrayentes para los insectos.