Un Policía Nacional evita una estafa mediante el timo del “tocomocho” en Ávila

Lista de la ONCE intervenida al detenido

Dos individuos habían abordado a una vecina abulense en la parada del autobús e intentaban engañarla para que cobrase cupones de la ONCE a cambio de 2000 euros. Uno de los autores fue detenido por el agente y el otro ya ha sido identificado.

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía de Ávila procedió el pasado día 5 de mayo a la detención de V.A.F. de 29 años de edad como autor de un delito de estafa por el método del “tocomocho”.

 

Los hechos ocurrieron cuando en la mañana del lunes un agente de la Brigada Provincial de Policía Judicial que prestaba servicio de paisano en una céntrica calle de la ciudad observó como en una parada de autobús dos varones hablaban con una vecina abulense de edad avanzada. Lo que le llamó la atención es que uno de los individuos hablaba de forma apresurada y con acento gallego, por lo que decidió quedarse en la parada y observar que sucedía. De este modo pudo ver como tal individuo se hacía pasar por una persona minusvalía psíquica y le decía a la señora que tenía que cobrar un dinero pero que él no podía hacerlo. En ese momento los timadores sospecharon del agente y trataron de huir por direcciones opuestas, por lo que el policía sólo pudo detener de uno de ellos.

 

En el registro del detenido se encontró entre sus ropas una lista de premios del mes de abril de la ONCE, lo que unido a lo manifestado por la víctima, a la cual habían solicitado 2000 euros, dejó claro que se trataba del típico timo del “tocomocho” en el “filo” o “tonto” se acerca a la víctima simulando una minusvalía y la engatusa con unos billetes de lotería supuestamente premiados y que él no sabe o no puede cobrarlos a causa de su enfermedad; en ese momento aparece un segundo individuo conocido como el “listo”, “gancho” o “samaritano” haciendo ver que no ha podido menos que escuchar lo que hablaban los otros dos y que él podría ayudar a comprobar si efectivamente esos billetes estaban premiados ya que “casualmente” el lleva encima una lista o “pampa” con los premios, y además convence a la víctima para que aporten, a medias, la cantidad de dinero que pide el “tonto” a cambio de los billetes de lotería y después se reparten entre él y la víctima el dinero de los premios. Una vez convencida ésta la acompañan hasta una entidad bancaria para que saque la cantidad pactada y luego la dan los billetes de lotería o de la ONCE que tiene que ir a cobrar, momento en el que los timadores desaparecen.

 

Posteriormente la Brigada Provincial de Policía Científica consiguió identificar al otro individuo, que al igual que el detenido disponen de antecedentes por hechos similares en otras ciudades españolas. El detenido fue puesto a disposición judicial.