Un pequeño gran actor

Alex Angulo ha sido premiado en la II edición de Avilacine por su compromiso con el mundo de los cortos y por su trayectoria profesional. Al recoger el premio se lo dedicó a todos los que hacen posible que una película o un corto salgan, aunque solo se vea a los actores, y también a sus personajes porque gracias a ellos ha sido galardonado

Seguro que su voz y su cara les suena porque ha participado en innumerables películas, series y cortos, pero de cerca es una persona entrañable y que te gana el corazón. Nos dijo que “sería capaz de ir a vuestras casas a tomarme un café”…lo que no sabe es la de cafés que nos hemos tomado ya con él, aunque no haya podido saborear las pastas.

 

Pero debe ser así de cercano con todo el mundo, ya que para colaborar en un corto, el año pasado realizó unos 25 de forma desinteresada, nos dijo que le gusta hablar con la persona que le presenta el proyecto, saber su historia, su implicación, cómo mira, si quiere contar algo, las ganas que le pone en el proyecto, “y si nos hacemos amigos entonces acepto”.

 

Alex debe tener muchos amigos y eso se nota, porque yo también le considero de la familia. Además,  dijo “no participo en ellos por salir en ninguna enciclopedia, ni cubrir un record Guiness. Hago lo que me gusta hacer, mi profesión, que no se olvide. Le dedicaría este premio a mis compañeros que están ahora en paro y no pueden hacerlo lo que les gusta”.

 

Este premio le gusta y lo agradece sobre todo porque se lo dan en los inicios de un festival, “y me gustaría contribuir a dar un empujón y sea un punto de referencia”. Con este tipo de festival hay que crear afición,  “y es cojonudo si alguien tiene un buen guión, una buena historia, algo que contar. Y sí encima no es de Bilbao sino que es de Ávila mucho mejor”.

Según Angulo hay que apostar por el cine, por las personas que cuentan historias, y “nos permiten descansar de todo el lio que tenemos. Nos cuentan sueños, cuentos y cosas como hacían los niños y nos mantiene entretenidos”.

 

Es un mal momento del cine, “porque están poniendo muchas más barreras e inconvenientes”. La gente se queda en casa, porque no hay dinero para poder salir, “pero tampoco para poder hacerlo. Eso es horrible”.

 

Para é la televisión no es la alternativa, “es lo que nos da de comer pero no es una alternativa”. Para él, el cine es algo que no te deja aislado, es un lugar donde te cuenta historias, “que luego se comentan, que te mueve, te entretiene, te agita,…es un juego como los niños”.

 

En la actualidad participa en la serie de Televisión española “Gran Reserva. El origen”, por ahora estaremos grabando hasta septiembre, diariamente así que “voy a poder tirar este año”.

 

Tiene algún proyecto de cine en mente, el primer largometraje de un chico de Mallorca, “pero que no termina de salir porque no hay dinero para arrancar”.