Un padre abusa de su hija "guiado por el propósito de satisfacer su ánimo lúbrico"

Acepta dos años de prisión por abusar sexualmente de su hija de 14 años. El suceso se ha producido en un municipio al norte de Granada.

Un hombre ha aceptado este jueves una condena de dos años de prisión por abusar sexualmente de su hija, de 14, en un municipio del norte de la provincia de Granada.

  

Según la acusación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, fue sobre las 21,30 horas del 7 de marzo de 2013 cuando el procesado se encontraba en su casa con sus dos hijos menores, que estaban bañándose en la bañera. En un momento dado el padre le dijo al hijo menor, que entonces tenía nueve años, que se saliera de la bañera para meterse él con la niña, de 14.

  

Fue entonces cuando "guiado por el propósito de satisfacer su ánimo lúbrico", comenzó a hacerle tocamientos por todo el cuerpo y abusó sexualmente de ella, a pesar de su negativa, y hasta que la menor logró salir de la bañera.

  

El procesado se enfrentaba por estos hechos a una pena de hasta diez años de prisión, pero un acuerdo de conformidad entre Fiscalía, acusación particular y defensa ha permitido una rebaja de la condena y evitado la práctica de pruebas en el juicio que estaba previsto en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

  

Concretamente, el inculpado, de 42 años, abonó este mismo miércoles la indemnización que le reclamaba la acusación particular --ejercida por la letrada Yolanda Solana, de la Asociación de Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales (Amuvi)--, de 20.000 euros, por lo que las partes han considerado que en este caso concurre la atenuante muy cualificada de reparación del daño, que ha permitido rebajar en dos grados la pena solicitada inicialmente.

  

La Fiscalía reclamaba en un principio para el acusado nueve años y once meses de prisión por un delito de abusos sexuales, además de una indemnización de 5.000 euros, mientras que la acusación particular pedía diez años de cárcel y 20.000 euros de indemnización.

  

El inculpado ha admitido los hechos, y las partes han acordado una rebaja en la solicitud de la pena, hasta los dos años de prisión, después de que haya pagado 20.000 euros en concepto de reparación, tras lo que el juicio ha quedado visto para sentencia, que irá en concordancia al consenso entre defensa, Fiscalía y acusación particular.