Un nuevo ataque de lobos en Santa Cruz de Pinares se salda con un ternero muerto

Tal y como infoman desde UCCL, los lobos no dan tregua al municipio abulense y, además del ternero muerto, han causado graves heridas a otro ternero y a una vaca de cinco años, mientras desde el sindicato siguen reclamando a la Junta de Castilla y León la agilización en los trámites de los expedientes de reclamaciones en exigencia de responsabilidad patrimonial, ya que en la actualidad tarda medio año sólo en admitir a trámite las solicitudes.

Según han informado desde el sindicato UCCL, en la noche del sábado al domingo un nuevo ataque de lobos se ha saldado con un ternero muerto en Santa Cruz de Pinares, además de que han causado graves heridas a otro ternero y a una vaca de cinco años, lo que se suma a los otros seis animales muertos en la localidad tras la última oleada de ataques que el sindicato denunció la pasada semana.

 

En esta ocasión, una de las ganaderías afectada por el ataque ha sido la de Eduardo Pérez y de su padre, Jesús, "que están siendo víctimas de innumerables ataques desde el mes de septiembre de 2013". Tal y como explicaron desde UCCL, "en la noche del sábado al domingo, en el paraje de Navapalomas, ha sido atacada una vaca de raza berrenda negra de cinco años de edad, si bien es posible que dicha vaca sobreviva".

 

Otro de los afectados, informan, ha sido el ganadero Miguel Ángel Pérez, cuya ganadería fue atacada, siendo el peor parado "un ternero de tres meses de edad", al cual "le han causado heridas mortales en el paraje de El Pinillo, aunque aún sigue vivo, pero, casi con toda seguridad, morirá".

 

Además, apuntan, "también en el mismo término municipal de Santa Cruz de Pinares, en el paraje El Atizadero, y en la misma noche del sábado al domingo, fue atacado otro ternero de seis meses de edad", que, "como la vaca de cinco años, es posible que sobreviva".

 

En los tres casos los técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente han certificado que los ataques han sido causados por lobos, a lo que desde UCCL añaden que "suele ser en estás épocas cuando los lobos instruyen a sus camadas en la caza de sus presas, y por lo tanto uno de los motivos del elevado numero de ataques", aunque,sin embargo, los lugares dónde los lobos se refugian suelen estar entre cinco y diez kilómetros de dónde atacan".