Un niño descubre una supernova de 600 millones de años

Un niño canadiense de diez años, Nathan Gray, ha descubierto una supernova de 600 millones de años cuando se encontraba con su padre, un astrónomo aficionado, revisando las observaciones de un observatorio de Abbey Risge. 

La ya conocida como 'Supernova de Nathan' está ubicada en la constelación de Draco, según los expertos a unos 600 años luz de distancia. "Me siento muy emocionado y feliz de haber encontrado una y sabe que pueda ser capaz de encontrar otra en algún momento", ha declarado el protagonista a los medios de su país.

Si el descubrimiento del niño se confirma, se convertiría en la persona más joven protagonizar este tipo de hazaña científica. De hecho, pasaría a sustituir a su hermana mayor, Kathryn Aurora Gray, que localizó una supernova en el año 2010 --llamada 2010lt y que se encuentra en la galaxia UGC3378-- también con 10 años, aunque con tres meses más que Nathan.