Un nanosensor detecta si un conductor ha tomado cocaína en las últimas seis horas y está bajo sus efectos

Juan Ramón Castillo y Juan Carlos Vidal

Investigadores de la Universidad de Zaragoza han desarrollado un nuevo nanosensor capaz de determinar de forma rápida y sensible no solo la presencia de cocaína no metabolizada en muestras biológicas de sangre, orina y saliva, sino si una persona se encuentra bajo los efectos de dicha droga.

Este hecho puede añadir una información relevante, especialmente en estudios que conduzcan a la personalización individual de los efectos del consumo de cocaína en casos, por ejemplo, de accidentes de tráfico, ha informado la institución académica en una nota de prensa.

El investigador principal del Grupo de Espectroscopia Analítica y Sensores y director del Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón, Juan Ramón Castillo, ha indicado al respecto que "los test actuales pueden determinar si un conductor ha tomado cocaína en las últimas 36 horas, pero no pueden concretar si está o no bajo los efectos de dicha droga".

Sin embargo, "nuestro nanosensor lo que permite detectar es si ese consumo se ha efectuado en las últimas seis horas, lo que entonces indicaría que se encuentra bajo sus efectos", ha relatado.

Este grupo de investigación de la Universidad de Zaragoza ha desarrollado estos nuevos inmunosensores basados en partículas magnéticas para una determinación rápida, empleando técnicas de detección electroquímicas y de interacción luz-materia.

La investigación, dentro de la línea Biosensores Analíticos Nanoestructurados, ha sido dirigida por Juan Ramón Castillo y Juan Carlos Vidal, del Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales (IUCA) de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con el grupo de la profesora Arcos la Universidad de Burgos.

El trabajo se ha publicado en la revista norteamericana 'Electroanalysis' y es el resultado de cuatro años de cooperación entre ambos grupos de investigación, han apuntado desde la Universidad de Zaragoza.

LAS VENTAJAS DEL NUEVO SENSOR

Los habituales tests de drogas de abuso analizan habitualmente la benzoilecgonina (BZE), el principal metabolito de la cocaína, un compuesto que puede detectarse en sangre y orina hasta 36 horas después de su consumo. No obstante, un resultado positivo en detección de beonzoilecgonina indica que el individuo sí ha consumido cocaína, pero no si se encuentra bajo sus efectos.

Los nuevos nanosensores desarrollados por el Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón para la determinación de cocaína no metabolizada indica un consumo muy reciente, entre 1 y 6 horas, y que el individuo se encuentra bajo sus efectos.

Por eso, "presentan una importantísima novedad en sensibilidad y selectividad, conseguidas a través de etapas de inmovilización orientada de anticuerpos específicos sobre partículas magnéticas funcionalizadas con proteína G, usando un esquema de inmunoensayo de inhibición competitiva".