Un millar de personas protestan por la suspensión de oposiciones de enfermería y piden dimisiones

La protesta tuvo lugar frente a la consejería de Sanidad. DANI RODRÍGUEZ

La protesta, convocada por los principales sindicatos, ha exigido la dimisión del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Más de un millar de personas se ha concentrado frente a la Consejería de Sanidad de Castilla y León, en la capital vallisoletana, para protestar por la suspensión cautelar de las oposiciones de enfermería, que comprendían 554 plazas a las que optaban más de 20.000 personas y tenían previsto celebrarse el próximo domingo, 22 de noviembre, en Valladolid y León.

 

Por ello, los manifestantes se han concentrado a las puertas del departamento que dirige Antonio María Sáez Aguado, cuya dimisión han reclamado, y han cortado ambos sentidos de circulación del Paseo de Zorrilla mientras portaban banderas de los sindicatos, tocaban silbatos y coreaban gritos como "consejero dimisión" o "enfermería unida jamás será vencida".

 

Además llevaban pancartas dirigidas al consejero en las que se podía leer "arriesga de lo tuyo, no de lo mío", "si tienes vergüenza dimite", en las que se le pedía que diera "la cara" o se le calificaba de "chapucero". Todo ello en una concentración ante un numeroso grupo de agentes, tanto de la Policía Nacional como de la Municipal, que ha tenido que emplearse para redirigir el tráfico al haberse cortado una de las principales arterias de la ciudad.

 

Los responsables sindicales que han acudido a la protesta han puesto de manifiesto el perjuicio que ha supuesto la suspensión cautelar de las oposiciones y han pedido responsabilidades por lo ocurrido.

 

En este marco, la secretaria autonómica de Sanidad de UGT, Nieves Martínez, ha criticado que se haya dejado a más de 20.000 personas "en la estacada" después de haber perdido "parte de su vida y su patrimonio" para presentarse a las oposiciones, por lo que ha reclamado responsabilidades y que se aborde esta cuestión en la Mesa Sectorial convocada par este viernes.

 

Por su parte, el responsable de Sanidad de CCOO, Pablo Vicente, ha expresado el "descontento" y la "incertidumbre" generada por que dentro de la Consejería hay "un grupo de incompetentes" que ha asegurado que "engaña permanentemente", algo que ha advertido que no están dispuestos a tolerar, tras lo que ha acusado al consejero de querer "repartir responsabilidad" al decir que se había informado a los sindicatos.

 

DIMISIÓN "INMEDIATA"

 

Además, el responsable de CCOO ha reivindicado "respeto" a las 20.000 personas que tenían previsto presentarse a la oposición, algo que "pasa" por que el titular de Sanidad "de forma inmediata" dimita o sea cesado.

 

Por otro lado, el responsable autonómico de CSI-F, Carlos Hernando, aunque considera que hay una responsabilidad "evidente" del consejero porque "firma", ha incidido en que tiene detrás una asesoría jurídica y además en otras comunidades autónomas las oposiciones han salido adelante sin que el Gobierno central haya dicho algo, por lo que ha cuestionado por qué en Castilla y León sí se ha hecho, ha preguntado si hay "algo" detrás.

 

 

Por su parte, la secretaria autonómica de Satse, Silvia Sáez, ha abierto la posibilidad de que el domingo, día en el que estaban previstos los exámenes, se celebre otra concentración en la Plaza Mayor de Valladolid, como "acto simbólico", ya que hay mucha gente que no ha podido acudir a la protesta de este martes, dado que tenía que trabajar y se presentaba a la oposición con el fin de consolidar su empleo.

 

CONVOCATORIA "ELECTORALISTA"

 

Así, Luis Tudanca ha acusado a la Junta de "jugar" con las vidas de más de 20.000 personas, con las que "ha jugado a la ruleta rusa", ya que sabía y conocía la advertencia de que la convocatoria iba a ser impugnada por el Gobierno central y, a su juicio, siguieron adelante "por el mero hecho de que había elecciones autonómicas y municipales".

 

Luis Tudanca considera que han tratado una vez más de "poner en riesgo" la sanidad pública de Castilla y León y considera que ante este hecho "sólo cabe un camino, que el consejero dimita o sea cesado por el presidente de la Junta".

 

El dirigente socialista ha advertido de que no cesarán en la exigencia de estas responsabilidades y ha pedido al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que "salga de su cueva", tras lo que ha anunciado que le interpelará en el próximo pleno de las Cortes para que "asuma las responsabilidades, busque una solución y cese al consejero".

Noticias relacionadas