Un matrimonio se rompió el año pasado en España cada 4 minutos

El número de rupturas en España alcanzó las 127.362 en 2012, según datos del Consejo General del Poder Judicial recogidos por el Instituto de Política Familiar, lo que se traduce en 349 rupturas cada día.

Una ruptura cada 4,1 minutos. Esta cifra supone un incremento de 2.660 rupturas respecto a 2011 y un crecimiento del 2,13 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, donde se alcanzaron las 124.702 rupturas familiares.

 

 

En palabras del presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Eduardo Hertfelder, "la ruptura familiar se ha convertido en el principal problema de la familia, y por ende, de la sociedad española". Para Hertfelder, "detrás de cada persona que se divorcia hay un conflicto por resolver y un drama familiar". "La primera conclusión es clara: el divorcio no arregla ningún problema sino que agrava los que trata de resolver", ha apostillado.

 

 

El IPF señala que, en el periodo comprendido entre 2003 y 2012, el número de rupturas acumulado ha sido de 1.343.760 rupturas, de las que más de un millón (1.060.224) han sido divorcios, lo que supone el 78,9 por ciento del total.

 

 

El presidente del IPF añade que el año pasado ha continuado el incremento de las rupturas definitivas (divorcios) y la consolidación de las rupturas conflictivas (rupturas no consensuadas). "Es esperpéntico que una legislación, en vez de ir encaminada a reducir o, al menos, a amortiguar los efectos negativos de un drama como es el de la ruptura familiar, provoque su incremento. La ley del divorcio exprés ha resultado ser un total fracaso", ha indicado.

 

 

Por este motivo, Hertfelder ha hecho un llamamiento a las administraciones para "evitar o amotiguar" estos datos sobre rupturas matrimoniales. "No se puede admitir que ante el principal problema que tienen las familias españolas las administraciones públicas no lo aborden de inmediato", ha asegurado.