Un manifiesto de economistas convoca al sector desde Ávila a un foro de intercambio de ideas para salir de la crisis

El Manifiesto de Ávila de los Economistas Españoles, leído en la clausura del I Congreso de Economía y Libertad de la Universidad Católica de Ávila y el Instituto Juan de Mariana, convoca a todo el sector a un foro de intercambio de ideas para el desarrollo de una serie de medidas propuestas
El objetivo es "consensuar medidas de política económica que resulten adecuadas para las diferentes autoridades económicas, los partidos políticos, los sindicatos, las asociaciones empresariales" y, en definitiva, por el "conjunto de la sociedad", según ha leído el gerente de la Universidad Católica de Ávila.  

Entre otros, firman el manifiesto Juan Velarde, Dalmacio Negro, Victoriano Martín, Carlos Rodríguez Braun, Tomás Raga, León Gómez, Juan Ramón Rallo, José Ignacio del Castillo y Francisco Cabrillo, entre otros.   

El manifiesto propone, entre otras medidas, la "disminución considerable del peso y competencias del Estado y demás administraciones públicas dando entrada al mercado en la provisión y producción de bienes y servicios de bienestar social" y que, tras el  inicio de la reactivación "será preciso vincular a ésta una disminución de la presión fiscal, especialmente la que desincentiva el trabajo, la generación de beneficio y el ahorro".   

"Aligerar y agilizar el contexto normativo de manera que se facilite la toma de decisiones de los agentes económicos", es otra de las propuestas, junto a la restauración de la unidad de mercado, y la reforma "urgente" de la organización territorial del Estado "a fin de posibilitar el control del gasto y evitar la multiplicación de organismos, dejando claro cuáles son las funciones que debe desempeñar el estado, cuáles los gobiernos autonómicos y cuáles los ayuntamientos".   

La liberalización y flexibilización de los diferentes mercados tanto de bienes y servicios como de todos los factores productivos, y la reforma de la legislación de las universidades, sean públicas o privadas, dando entrada a criterios de mercado a fin de que puedan competir en igualdad de condiciones.   

"Reforzar, de una vez por todas, la separación de poderes del Estado a fin de que una verdadera independencia del poder judicial garantice la administración de justicia y el cumplimiento de las leyes", concluye el manifiesto.   

Según Enciso, "todas las medidas propuestas son urgentes", ante lo que propone  "reunirse, consensuar y tratar de hacer un cronograma".