Un joven confirma que hubo más avalanchas de alto riesgo en la pista central del Madrid Arena

El testigo, que trasladó a una de las víctimas a la enfermería, declara que una de las fallecidas "no estaba siendo atendida"

Uno de los jóvenes que asistió el pasado 1 de noviembre a la fiesta de Halloween del Madrid Arena ha confirmado este martes ante el juez Eduardo López Palop que también hubo avalanchas de alto riesgo en la pista central momentos antes de la actuación del dj Steve Aoki y no solo en el vomitorio donde fallecieron cinco chicas por aplastamiento, según han señalado fuentes jurídicas.


Según su testimonio, sufrió una caída en la pista central por la multitud de gente que se agolpaba minutos antes de la actuación del afamado dj. Debido a que la pista estaba masificada, decidió abandonar el lugar y accedió a uno de los vomitorios en el momento en el que se cerraron las puertas para impedir que entrara más gente a la pista

 

En ese momento, según ha relatado, la masa cayó al suelo y logró levantar a cuatro chicas que estaban siendo aplastadas, entre ellas a la víctima mortal Katia Esteban. Acto seguido, comenzó a practicar a la joven un masaje cardiaco al tener conocimientos de primeros auxilios por su título de socorrista.
 

Sin embargo, "los vigilantes" con "chalecos amarillos" le pidieron que cesara en sus maniobras de reanimación y trasladara a la chica hasta la enfermería.
 

Así lo ha narrado Pablo E. durante su testifical ante el magistrado y los abogados personados en el procedimiento. El testigo ha comparecido a instancias de la defensa de Simón Viñals, encargado de la enfermería desplegada ese día en el Madrid Arena, y del Ayuntamiento de Madrid.
 

Tras concluir la declaración, el abogado de la familia de Belén Langdon, Abdón Núñez, ha especificado que el testigo ha narrado lo vivido en el túnel donde fallecieron las víctimas y ha relatado que él sufrió otra avalancha en la pista central por lo masificado que estaba la zona central al margen de los vomitorios.

 

"NO ESTABA SIENDO ATENDIDA"


"Llegó a la enfermería y vio como había otra chica en la camilla que no estaba siendo atendida. Viñals estaba hablando por teléfono. Ni siquiera la estaban tomando el pulso", ha señalado Ñúñez en alusión a Cristina Arce, otra de las fallecidas aquella noche. "Dijo que había dos personas de 70 años y un tercero que le dijo que dejara a la chica en el suelo", ha añadido.

 

"Se trata del tercer testigo que dice que la niña no estaba siendo atendida. Es una muestra más del desastre que fue la enfermería esa noche", ha destacado el letrado de la acusación particular.

 

Las declaraciones se producen semanas después de que dos jóvenes narraran al magistrado y a los abogados personados en la causa penal los duros momentos vividos cuando se produjo la terrible avalancha que se llevó la vida de cinco jóvenes.

 

Las chicas, una de ellas menores, relataron cómo las personas de seguridad con "chalecos amarillos" cerraron las puertas de acceso a la pista central cuando comenzó la actuación del dj Steve Aoki.

 

El cierre de las puertas provocó que los jóvenes que querían acceder a la pista retrocedieran y chocaran con la masa de gente que entraba en el vomitorio, produciéndose una avalancha mortal.
 

Según las jóvenes, nadie de la organización de Miguel Ángel Flores ni de Kontrol 34 les auxilió momentos después de que la gente cayera en el suelo.



 

 

Noticias relacionadas