Un investigador denuncia a la USAL ante la Comisión de Acoso Laboral

Edgar Pérez

Edgar Pérez no puede utilizar el dinero recaudado en una gala benéfica para desarrollar su proyecto en la lucha contra el cáncer, porque la USAL no le permite la contatación de un investigador.

Edgar Pérez Herrero, cinco años profesor asociado académico de la Universidad de Salamanca, que dirige una línea de investigación para la mejorar algunos de los tratamientos de cánceres hematológicos, en concreto el Mieloma Múltiple, denuncia que la Universidad Pública de Salamanca no le ha “permitido” la contratación de un investigador con “fondos recaudados con todo mi esfuerzo a través de una gala benéfica” y sobre todo hace hincapié en la denuncia que ha llevado a cabo ante la Comisión de Acoso Laboral por sufrir "determinadas situaciones que se han agravado a raíz de esta situación".

 

Añade, que “debido a la falta de financiación”, el pasado diciembre organizó una Gala Benéfica contra el Mieloma Múltiple, con la que se recaudaron 7.487 euros, entre la venta de más de 800 entradas y las donaciones por parte de más de 30 empresas salmantinas.

 

La Universidad, de ese dinero "retuvo el 12%, en concepto de imagen y gestión, quedándose la recaudación mermada hasta los 6.588,56 euros, todo ello a pesar de que por activa y por pasiva la Universidad dejó claro que dicha recaudación nada tenía que ver con la propia institución. Todos los que colaboraron para hacer realidad la Gala Benéfica no cobraron ni un euro, por tratarse de un acto benéfico”.

 

El investigador ahonda un poco más y afirma que ante el inminente cese de su vinculación como profesor con la USAL (con efecto el 5 de septiembre de 2015), "por denunciar graves hechos acaecidos en la misma", decidió a finales de mayo de 2015 proceder a contratar a una persona que colaborara conmigo y así  poder terminar, al menos en parte, el trabajo que estaba realizando" para lograr ese ansiado tratamiento alternativo contra el Mieloma Múltiple.

 

Para ello, el 5 de junio de 2015 la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI)  presentó al Jefe del Negociado de Administración de Convenios de la Agencia de Gestión de la Investigación la documentación relativa a un procedimiento de donación (proveniente de la Gala Benéfica contra el Mieloma Múltiple) con fines científicos, incluyendo una memoria explicativa, suministrada y firmada, sobre el objeto de la actividad, duración del proyecto y demás detalles necesarios para su tramitación, de tal forma que se pudiera tramitar una solicitud de contratación con cargo a investigación, en concreto a la donación realizada.

 

El personal de la Agencia de Gestión de la Investigación tramitó correctamente el contrato laboral por obra y servicio determinado. Dicho contrato fue enviado al Vicerrectorado de Investigación, donde fue firmado por el propio Vicerrector de Investigación, dándole trámite hasta el Vicerrectorado de Economía, donde ha quedado bloqueado, estando también pendiente de la firma de la Directora del Departamento de Ingeniería Química y Textil.

 

Edgar Pérez lamenta que a pesar de "haberme puesto en contacto con el Vicerrector de Economía solicitándole por escrito aclaración de las causas del bloqueo de dicho contrato, y por tanto de las donaciones, sólo he conseguido que el secretario de dicho Vicerrector, y el Gerente de la USAL, me hayan comunicado en persona, inicialmente, que el Vicerrector de Economía no iba a proceder al desbloqueo de dicho contrato por tratarse de dinero proveniente de una Gala Benéfica" y, posteriormente, que la única posibilidad sería que se procediera a realizar un concurso público para la contratación de personal con dicho dinero, "entiendo para dilatar más el proceso de contratación, y así no poderse tramitar dicho contrato antes de mi marcha de la USAL", dice el investigador.  

 

Para concluir, Pérez recuerda que "ha de tenerse en cuenta que  la instrucción de servicio que regula las donaciones en la USAL, dice" que:

 

"El 88% de la cantidad obtenida se destinará a los gastos que determine el profesor o el personal de administración y servicios de la Universidad cuya solicitud haya sido desencadenante de la donación, legado o herencia, que a tal efecto será responsable del centro de coste correspondiente".

 

Por todo ello y ante la "impotencia" absoluta de este profesor para conseguir echar abajo los muros burocráticos de la Universidad y, la "negativa" de la misma a que los fondos donados puedan ser utilizados para su destino original, cree que "ha de ser puesto en conocimiento tanto de los donantes particulares, como de las empresas que tuvieron a bien colaborar con la Gala contra el Mieloma Múltiple".