Un hombre ingresa en prisión por distribuir 15.650 archivos de pornografía infantil

Un vecino de Zalamea de la Serena (Extremadura), de 44 años de edad, ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial después de ser detenido por la Policía Nacional por un presunto delito de tenencia y distribución de pornografía infantil.
MÉRIDA, 4 (EUROPA PRESS)



La operación, que continúa abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones, se han encontrado en su poder más de 15.650 archivos de estas características. Asimismo, se da la circunstancia de que utilizaba lugares públicos para la distribución de los archivos, utilizando para ello redes wifi, entre ellas una de la Diputación de Badajoz, que ha colaborado con los agentes para el esclarecimiento del caso.

La investigación comenzó a mediados de agosto del año 2013, cuando funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía tuvieron conocimiento de que a través de las distintas redes de intercambio de archivos, coloquialmente conocidas como P2P, se estaban intercambiando archivos con material pornográfico infantil.

Dentro de estas redes, que permiten poner en contacto a usuarios ubicados en cualquier parte del mundo y compartir entre ellos cualquier archivo, una de ellas fue la investigada por agentes de la Policía Nacional, al ser la más utilizada en el país y a la que cualquiera puede acceder descargando de forma gratuita en su ordenador uno de los muchos programas clientes de la misma.

La referida red de intercambios de archivos, fue rastreada por una aplicación informática de uso policial capaz de detectar el material pornográfico infantil que se distribuye a través de internet facilitando, además, el nombre de usuarios que están cometiendo dicha actividad ilícita, el número de archivos de este tipo que cada usuario está compartiendo, el nombre de cada archivo, la dirección IP, fecha y hora.

Dicho rastreo permitió identificar una dirección IP a través de la cual, y con las debidas autorizaciones judiciales, se consiguió determinar el domicilio desde el que el autor de los hechos investigados se conectaba a internet, ubicándose éste en Don Benito.

Dicha conexión a internet se mantenía las 24 horas al día, por lo que permanecía constantemente compartiendo archivos de pornografía infantil, según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura en una nota de prensa.

USABA REDES WIFI

Los agentes realizaron las gestiones oportunas para la plena identificación del investigado, percatándose que la dirección IP desde la que se estaban intercambiando los archivos ilícitos había cambiado en un par de ocasiones, pasando del domicilio anteriormente citado en Don Benito, a un establecimiento público y por último a dos conexiones wifi ubicadas en Zalamea de la Serena y gestionadas por la Diputación Provincial de Badajoz.

Los agentes, comenzaron a sospechar que el autor de los hechos estaba utilizando un programa para "robar" la señal wifi de otros usuarios y poder conectarse a internet, buscando así el anonimato y entorpeciendo así la labor policial.

A partir de ahí, y gracias a la "inestimable colaboración" de la Diputación Provincial de Badajoz, que "desde el primer momento puso todos sus medios técnicos al servicio de la investigación", se consiguió identificar plenamente al autor del delito investigado y el domicilio de éste, sito en la localidad de Zalamea de la Serena.

La solicitud judicial pertinente para la realización del registro en el domicilio, éste se llevó a cabo el pasado miércoles a las 9,00 horas. En el momento de la entrada y registro, el ordenador del investigado se encontraba en funcionamiento, descargando y compartiendo material pornográfico infantil, manifestando el mismo que "sólo tenía ese ordenador y que él era el único usuario".

En el registro se intervinieron cuatro discos duros de gran capacidad, así como "miles" de CD y DVD, un receptor de señal wi-fi, además del referido ordenador en el que se encontraron, en un primer análisis, más de 15.650 archivos de pornografía infantil.

Por todo ello se procedió a la detención del investigado como presunto autor de un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil y un delito de descubrimiento y revelación de secretos, por haber obtenido ilícitamente la clave de acceso a la red mediante wifi ajeno.

El detenido es un varón, de 44 años de edad, con antecedentes policiales que fue trasladado a dependencias policiales para la práctica de las correspondientes diligencias, tras las cuales fue puesto a disposición judicial, tras la cual fue decretado su ingreso en prisión.