Un hombre dado por muerto e incinerado aparece vivo: "¡Qué voy a estar muerto, aquí sigo!"

Miguel Ángel abandonó el día de Navidad, el 25 de diciembre, la casa-hogar Arca de Noé en Ciudad Juárez en México donde estaba internado por su adicción al alcohol, sin decir nada a nadie ni cuál sería su paradero. 

Miguel Ángel Gomar Luna, un hombre de 74 años que fue dado por muerto y supuestamente incinerado por su familia, ha reaparecido vivo deambulando por las calles de Ciudad Juárez en México, el pasado 24 de febrero, según informa el periódico mexicano El Diario. Un hecho insólito que ha dejado perpleja a la familia y al mundo entero.

 

Miguel Ángel abandonó el día de Navidad, el 25 de diciembre, la casa-hogar Arca de Noé donde estaba internado por su adicción al alcohol, sin decir nada a nadie ni cuál sería su paradero.  La familia, al no tener noticias suyas, acudió a la Fiscalía General del Estado para denunciar su desaparición. Fue el 8 de enero cuando la Fiscalía se puso en contacto con los familiares para avisarles de que habían encontrado el cuerpo en en un estado de descomposición avanzado y les solicitaron el reconocimiento del mismo.

 

"Nos mostraron una serie fotográfica y yo no creía, fueron mis hijos y un yerno y ellos tampoco estaban convencidos, sí había parecido, pero no estábamos seguros, nos dijeron que nos iban a hacer el ADN y al final no nos hicieron nada", narra la hija.Asegura que le dijeron que si no reconocían el cuerpo, el Ministerio Público iba a informar igualmente la identificación del cadáver como Miguel Ángel Gomar Luna,pero con la negativa de la familia a reclamar el cuerpo. Ante esa situación, según relata la hija, decidieron aceptar la muerte de Miguel Ángel.

 

Celebraron su funeral, el cuerpo fue incinerado y la muerte del sujeto, asumida. Cuál sería la sorpresa cuando se le informó a la familia que Miguel Ángel Gomar estaba vivo y coleando. Estuvo malviviendo en la calle todo ese tiempo, viviendo de las limosnas que le daban los ciudadanos para comer y beber. Cuando se le puso al corriente de todo lo ocurrido, Miguel Ángel dijo: “¡Qué voy a estar muerto, aquí sigo!”.

 

“Gracias a Dios mi padre está con nosotros. Ahora queremos saber quién es la persona que cremamos y que tenemos en la sala” dijo la hija de Gomar. Además del problema de averiguar la verdadera identidad del cuerpo, tienen el de devolverle la identidad legal y el cómo van a resolver esta situación. Desde la Fiscalía aseguran que el error fue de la familia al no identificar correctamente el cuerpo.

 

Aunque este tipo de reaparaciones no es común, sí que ha habido varios casos de desapariciones de personas a las que se había dado por muertas y que, tiempo después, incluso años más tarde, “vuelven” al mundo de los vivos. Hace pocos meses, en octubre de 2015, un hombre a quien por 24 años dieron por muerto en República Dominicana, apareció vivo en ColombiaHipólito Antonio decidió salir del país de polizón y sin decir nada a nadie en dirección a Colombia, donde estuvo viviendo allí sin el conocimiento de sus familiares.