Un gran Valencia asalta el Camp Nou

Foto: Europa Press

Los 'ché' remontaron el 1-0 inicial gracias a los goles de Parejo, Piatti y Alcácer.

FICHA DEL PARTIDO:

 

BARCELONA:Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Xavi (Iniesta, min.65), Cesc (Tello, min.76); Pedro, Alexis y Messi.

 

VALENCIA:  Alves; Barragán, Ricardo Costa, Mathieu, Bernat; Oriol, Javi Fuego; Feghouli, Parejo (Michel, 90+3), Piatti (Fede, min.87) y Alcácer (Vargas, min.73).

 

GOLES:

   1 - 0, min.7, Alexis.

   1 - 1, min.44, Parejo.

   1 - 2, min.48, Piatti.

   2 - 2, min.54, Messi (p).

   2 - 3, min.59, Alcácer.

 

ÁRBITRO: Pérez Montero (C.Andaluz). Amonestó a Mascherano (min.79) por el Barcelona; y a Parejo (min.45), Ricardo Costa (min.53) y a Diego Alves (90+4) por el Valencia. Expulsó a Jordi Alba del Barcelona por doble amonestación (min.52 y min.78).

 

ESTADIO: Camp Nou. 66.969 espectadores.

 

INCIDENCIAS: Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Luis Aragonés.

El Valencia ha dado la sorpresa y se ha impuesto este sábado al FC Barcelona en el Camp Nou (2-3), tras remontar el 1-0 inicial gracias a los goles de Parejo, Piatti y Alcácer, en la que ha supuesto la primera derrota de los barcelonistas como locales en lo que va de temporada en esta vigésimo segunda jornada de la Liga BBVA.

  

En ocasiones el fútbol es raro, algo que volvió a quedar demostrado este sábado. Llegaba el Valencia al Camp Nou un día después de que se cerrase un mercado invernal en el que cinco jugadores salieron del club y cinco nuevos llegaron a la entidad valencianista, y en un partido considerado prácticamente de transición a la espera de incorporar a los nuevos en la dinámica del grupo: va y gana al líder.

  

Y lo hace jugando su mejor encuentro en lo que va de temporada. Los de Pizzi fueron superiores a un Barcelona que se puso por delante antes del minuto 10 gracias a un buen gol de Alexis, tras una nueva asistencia de Messi, y se echó a dormir. Porque sí es cierto que los blaugranas tuvieron ocasiones en la primera media hora, no es menos cierto que fue más por inercia que por intensidad y juego.

  

Una tarde más los de Martino volvieron a demostrar que una vez superada la primera línea de presión que plantean, son un equipo poco fiable defensivamente. Los visitantes estuvieron cómodos con el 1-0 y comenzaron a lanzar contragolpes peligrosos en los que Piatti, Feghouli y Alcácer dejaron en evidencia a Alves, Piqué, Mascherano y especialmente a un Jordi Alba que tuvo un partido horrible.

  

El lateral vio cómo los tres goles de su ex equipo llegaron por su banda y acabó expulsado --de forma rigurosa-- tras ver dos amarillas en apenas 20 minutos. Bajo la batuta de Parejo y el descaro de Feghouli el Valencia generó mucho peligro por la derecha. Antes del descanso Costa pudo empatar tras un córner en el que Valdés midió mal --presagio de una tarde complicada para él-- y cuando parecía que se llegaría con la victoria por la mínima a los vestuarios, el 21 del Valencia robó un balón al lateral culé y montó un ataque que él mismo acabó culminando.

 

UN VALENCIA DE OTRO TIEMPO EN LA SEGUNDA MITAD

  

Tras la reanudación cuando todo el mundo esperaba una salida en tromba del Barcelona, ocurrió todo lo contrario. Barragán y Feghouli aprovecharon la autopista en la que estaba convertida la banda izquierda de los locales para servir dos goles a Piatti y Alcácer. Entre medias Messi empató el choque tras un penalti dudoso por mano de Ricardo Costa.

  

El Barcelona llegó a empatar, pero nunca dio la sensación de ser superior. Enfrente en los segundos 45 minutos tuvo a un Valencia en el que por momentos pareció que jugaban los 'Piojo' López, Mendieta, Angulo y compañía. Pareció que el Valencia volvía a ser aquel equipo capaz de plantar cara a los grandes, que volvían los Barcelona-Valencia que hacían vibrar al público. Así, como en aquellos partidos, los 'che' tuvieron ocasiones innumerables a la contra, ante un equipo que se fue arriba con más corazón que cabeza esta vez.

  

Martino intentó dar la vuelta dando entrada a Iniesta y Tello, pero se encontró con un rival que no concedió nada atrás. Poco a poco, y con un hombre menos, los culés se iban dando por vencidos y parecía más cercano el cuarto gol que el empate. Tras 59 jornadas consecutivas, el equipo barcelonista quedaría a merced de terceros para seguir como líder de la liga española una vez acabase la jornada.

  

Entonces apareció Messi --que lo intentó durante todo el choque sin suerte--, se sacó de la 'chistera' una gran jugada en la que Iniesta le devolvió una mágica pared de tacón y le dejó solo ante Alves. Era el minuto 93 y el argentino solo ante el guardameta brasileño falló lo más fácil, en ocasiones el fútbol es raro.