Un fósil de ictiosaurio preserva un nacimiento de un antiguo reptil

Un fósil de ictiosaurio recuperado en China puede mostrar el nacimiento vivo más antiguo de un antiguo reptil marino del Mesozoico, según informa un estudio publicado este miércoles en 'Plos One' por Ryosuke Motani, de la Universidad de California, Davis, en Estados Unidos, y sus colegas.

Los ictiosaurios eran reptiles marinos gigantes que evolucionaron a partir de reptiles de la tierra y se trasladaron al agua. Los científicos informan de un nuevo espécimen fósil que pertenece a la especie 'Chaohusaurus' ('Ichthyopterygia'), el más antiguo de los reptiles marinos mesozoicos que vivieron hace aproximadamente 248 millones de años.


El esqueleto parcial puede mostrar un nacimiento vivo, ya que se trata de un esqueleto materno con tres embriones: uno dentro de la madre, otro que sale de la pelvis con la mitad del cuerpo todavía dentro de la madre y el tercero, fuera de la madre. La postura de la cabeza durante el nacimiento del segundo embrión indica que los nacimientos de los ictiosaurios pueden haber tenido lugar en la tierra, en lugar de en el agua, como han sugerido algunos estudios anteriormente.

El nuevo espécimen pueden contener los embriones fósiles más antiguos de reptil marino del Mesozoico, unos diez millones de años antes que los apuntados en los registros anteriores. Los autores también sugieren que los nacidos vivos en los reptiles de tierra pueden haber aparecido mucho antes de lo que se pensaba.