Un FC Barcelona pusilánime se queda sin 'Final Four'

Un parcial brutal a favor de los locales en el último cuarto deja al Barça sin 'Final Four'

Los blaugranas caen ante el Lokomotiv tras una gran remontada que fueron incapaces de confirmar en un último cuarto en el que adolecieron de personalidad. 

 

FICHA

 

LOKOMOTIV KUBAN KRASNODAR: Delaney (17), Voronov (7), Broekhoff (14), Claver (1), Randolph (9) --cinco inicial--; Bykov (5), Draper (2), Janning (10), Singleton (16), Zubkov (-).

 

FC BARCELONA LASSA: Satoransky (8), Navarro (12), Perperoglou (13), Doellman (4), Tomic (8) --cinco inicial--; Abrines (9), Arroyo (-), Oleson (6), Ribas (-), Samuels (5), Dorsey (2), Lawal (-).

 

PARCIALES: 26-21, 24-18, 8-23 y 23-5.

 

ÁRBITROS: Lamonica (ITA), Lottermoser (ALE) y Latisevs (LET). Eliminaron a Draper en el Lokomotiv Kuban Krasnodar.

 

PABELLÓN: Basket Hall, 7.495 espectadores.

El FC Barcelona Lassa ha perdido este martes en el Basket Hall contra el Lokomotiv Kuban Krasnodar (81-67) en el quinto y último partido del 'play-off' y no estará en la 'Final Four' de Berlín luchando por el título de la Euroliga, objetivo que sí podrá buscar un equipo ruso que se impuso gracias a una gran primera mitad y a un periodo final en el que enterraron a un Barça perdido por Rusia camino de Berlín.

 

Los blaugrana pudieron cerrar la serie en el cuarto partido, en el Palau Blaugrana, pero fallaron pese a forzar una prórroga en la que encajaron un duro correctivo; 4-16. Este martes, en el todo por el todo, y pese a remontar los 11 puntos de desventaja al descanso y ponerse 5 arriba (59-64), el parcial del último cuarto fue de 23-5 y fue, sin duda, para olvidar.

 

Con ese pobre bagaje se despide el Barça de esta Euroliga. Tenía que ir a Berlín haciendo escala en Krasnodar al perder el DNI en casa, en el Palau Blaugrana. Y, en Rusia, no obtuvo el visado pues le adelantó por la derecha y a toda prisa un Lokomotiv ávido de triunfos que vivirá en la capital alemana su primera 'Final Four' de la Euroliga.

 

Su técnico, Georgios Bartzokas, la ganó con Olympiacos en 2013 y ahora buscará hacerlo como técnico del sorprendente Krasnodar. El inicio fulgurante del duo mágico Delaney-Randolph tuvo continuidad al final con el formado por Singleton y Janning. Cuando unos se fueron aparecieron los otros para eliminar al Barça Lassa, visto por muchos como favorito en esta serie y que, pese a tenerla de su lado en dos ocasiones, la perdió por no estar firme en los minutos decisivos; ni en casa ni fuera.

 

El parcial de 8-23 para el Barça en el tercer cuarto pudo ser la clave del partido, pero el 23-5 final fue una revancha rápida de los locales. El Barça se había visto hasta 11 puntos abajo en varias ocasiones, en el descanso mismo (50-39), y con serios problemas para avistar la canasta contraria con acierto. A contracorriente, luchando contra ellos mismos y su lacra de esta temporada, los jugadores de Xavi Pascual se dejaron todo tras el descanso y lograron su objetivo, pero no remataron. Lo dejaron escapar todo.

 

Se metieron en el partido, en la eliminatoria y casi en el tablero de facturación hacia Berlín. Ese parcial de 8-23 tuvo continuidad nada más arrancar el último periodo y los blaugranas alcanzaron un +5 de máxima en el peor momento del Krasnodar. Pero ahí, de nuevo flojo el Barça, no remató la faena y apareció Singleton con dos triples seguidos para volver a darle la vuelta a la tortilla y, sin freno, se fueron hasta el 23-5, hasta el 81-67 final con el que dejaron atónitos a Pascual.

 

Son detalles, sí, pero cuando te vienen en contra debes saber ponerlos de tu lado. El Barça tenía acierto desde lejos pero dejó de buscarlo. Venía jugando un gran partido Juan Carlos Navarro y se prescindió de él en el momento clave. Estaba fuera del partido Singleton en cuanto a acierto y se le dieron alas nuevas con una defensa más lejana y floja de lo habitual. Y, sumado a errores incomprensibles en un duelo clave, el trabajo del tercer periodo se iba al traste. El Barça no pudo remontar por segunda vez.

 

Un Singleton desbocado volvió a poner al Krasnodar arriba y con la recuperación milagrosa de las muñecas de Janning el equipo ruso volvió a poner tierra de por medio (73-64). El Barça perdonó en el Palau una vez había hecho lo más difícil; forzar la prórroga tras remontar. En el Basket Hall también remó a contracorriente y, cuando tuvo que templar el partido y dominarlo, pinchó. Y lo pagó caro.

 

Y ahí perdió toda esperanza. La losa de no ganar a domicilio enterró la que iba a ser la sexta Final Four en nueve temporadas para Pascual y su equipo. Además, se topó con un gran rival que anotó 50 puntos al descanso en toda una declaración de intenciones. Pese a pasar por el bache que desaprovechó el Barça, el Lokomotiv sacó fuerzas de flaqueza e inspirado por Singleton y Janning ganó, y con justicia, para estar en Berlín y jugar su primera 'Final Four' de la historia. Les espera el CSKA Moscú.