Un estudio revela que la fecundación 'in vitro' no aumenta el riesgo de cáncer de mama

Los estudios previos sobre el riesgo de cáncer de mama después del tratamiento de FIV no han sido concluyentes debido al limitado seguimiento.

Entre las mujeres sometidas a tratamiento de fertilidad en Países Bajos entre 1980 y 1995, el uso de la fertilización in vitro (FIV) en comparación con el tratamiento sin FIV no se asoció con un mayor riesgo de cáncer de mama después de una mediana de seguimiento de 21 años, según un estudio que se publica en la edición de este martes de 'JAMA'.

 

Durante décadas, el cáncer de mama ha sido la neoplasia maligna más común entre las mujeres en todo el mundo. Se ha demostrado que los estrógenos y progestágenos exógenos y endógenos afectan al riesgo de cáncer de mama y como los procedimientos de FIV temporalmente producen una disminución en los niveles de estradiol y progesterona, así como niveles hormonales fuertemente elevados, el FIV podría influir en el riesgo de cáncer de mama.

 

Debido a la alta incidencia de cáncer de mama y el gran número de mujeres sometidas a estimulación ovárica para la fecundación in vitro, incluso un pequeño aumento del riesgo podría tener importantes implicaciones para la salud pública. Los estudios previos sobre el riesgo de cáncer de mama después del tratamiento de FIV no han sido concluyentes debido al limitado seguimiento.

 

Ahora, Alexandra W. van den Belt-Dusebout, Ph.D., del Instituto Holandés del Cáncer, Amsterdam, y sus colegas evaluaron el riesgo a largo plazo de cáncer de mama después de la estimulación ovárica para la fecundación in vitro entre 19.158 mujeres que comenzaron el tratamiento de FIV entre 1983 y 1995 (grupo FIV) y 5.950 mujeres que iniciaron otros tratamientos de fertilidad entre 1980 y 1995 (grupo sin fecundación in vitro).

 

La edad media al final del seguimiento fue de 54 años para el grupo de FIV y 55 años para el grupo de no FIV. Los investigadores obtuvieron la incidencia de los cánceres de mama invasivos e in situ en las mujeres que se sometieron a tratamientos de fertilidad a través del Registro de Cáncer de los Países Bajos (1989-2013).

 

SIN RIESGO DIFERENTE

 

Entre 25.108 mujeres (con una edad media al inicio del estudio de 33 años y un número medio de ciclos de FIV de 3,6), se produjeron 839 casos de cáncer de mama invasivo y 109 casos de cáncer de mama in situ después de una media de seguimiento de 21 años. El análisis indicó que el riesgo de cáncer de mama en mujeres de FIV tratadas no fue significativamente diferente del de la población general y del riesgo en el grupo no-FIV. Las incidencias acumuladas de cáncer de mama a los 55 años fueron un 3 por ciento para el grupo de FIV y un 2,9 por ciento para el grupo sin fecundación in vitro.

 

El riesgo no fue diferente según el tipo de medicamentos para la fertilidad o diagnóstico de baja fertilidad y no se incrementó 20 o más años después del tratamiento de fecundación in vitro.

 

Las mujeres con siete o más ciclos de FIV presentaban un menor riesgo significativo en comparación con las mujeres tratadas con entre uno y dos ciclos de FIV y la mala respuesta al primer ciclo de FIV también se asoció con una disminución del riesgo de cáncer de mama. "Estos resultados son consistentes con la ausencia de un aumento significativo en el riesgo a largo plazo de cáncer de mama entre las mujeres tratadas con estos regímenes de fertilización in vitro", escriben los autores.