Un ejemplar del primer número de 'Superman'... usado como aislante en una casa

Un hombre lo encontró cuando estaba derribando una de las paredes de la vivienda que había adquirido para reformarla.

Un hombre de Minessota encontró oculto entre los muros de una casa que iba a derribar un valioso ejemplar del primer número de Action Comics, el cómic de junio de 1938 en el que hizo su debut el superhéroe conocido desde entonces como Superman.

  

Este ejemplar del primer número de Superman fue utilizado como aislante en la construcción de la casa junto con periódicos y otras publicaciones de la época. David Gonzalez, de 35 años, lo encontró cuando estaba derribando una de las paredes de la vivienda que había adquirido para reformarla.

  

Aunque reconoce que no es muy fan de los cómics ni de sus personajes, enseguida supo que era una pieza muy valiosa. Corrió a enseñarselo a su familia con tan mala fortuna que, llevada por la euforia del hallazgo, una tía de su esposa rasgo la contraportada del ejemplar.

  

Le llevó varios meses, pero González localizó a un comerciante de artículos coleccionables en Tampa Bay, David Alexander, y se fue a Florida para que tasara el ejemplar. Los años en el interior de las paredes deterioraron bastante el cómic cuyo estado de conservación era de un 3 en una escala sobre 10. Pero además, los desperfectos causados por la tía de su esposa en la contraportada lo rebajaron a la mitad, es decir, un 1,5 sobre 10.

  

En todo caso, y a pesar de su mal estado, González aún podrá obtener un buen pellizco de este hallazgo. En la subasta por Internet, la puja por el ejemplar ya superan los 135.000 dólares, multiplicando por más de diez lo que el afortunado propietario pagó por la casa en ruinas casa, unos 10.100 dólares. "Superman es EL HOMBRE, es un héroe", dijo riendo González que afirmó que esta inesperada inyección económica le vendrá muy bien a su familia y le servirá para darse un capricho.

  

"Va a ayudarme a terminar de pagar mi casa, a pagar mi camioneta y ahorrar un poco de dinero y dejar que mi esposa termine sus estudios y a que yo mejore mi trabajo. Y siempre he querido un Camaro", afirma entusiasmado.

  

Aunque encontrar una pieza de este valor es todo un golpe de suerte, la fortuna de González no es completa. Sobre todo si tenemos en cuentra que una copia casi perfecto estado de este primer número Action Comics (recibio una calificación de 9 sobre 10)   se vendió por más de 2,1 millones de dólares en 2011.