Un domingo de Ramos y Palmas

El Domingo de Ramos es tradición que cada uno acuda a su parroquia a recoger los ramos y palmas para acompañar a la comitiva durante la procesión “de la borriquilla”. Después todos van a la puerta de la Catedral de Ávila para escuchar Misa Mayor y acompañar a la imagen hasta la Parroquia de San Antonio

A las 12,30, después de la Misa Mayor en la Catedral de Ávila, todos los abulenses acompañaran la Procesión de Las Palmas o de Los Ramos.

 

El desfile de hoy, uno de los más alegres porque los protagonistas son los niños, está organizado por los Padres Franciscanos en colaboración con la Archicofradía de la Real Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno "Medinaceli" y por las Juventudes Antonianas.

 

Durante el recorrido los fieles acompañaran a Jesús de Jerusalén, montado en la borriquilla, una talla de 1944, y a Nuestra Señora de los Infantes, que data de finales del siglo XIX.

 

Los integrantes de la Archicofradía de Jesús de “Medinaceli” visten túnica de color morado; cíngulo, capa y esclavina en color blanco. Mientras que los miembros de las Juventudes Antonianas visten túnica en color marrón franciscano, cíngulo blanco y capa en blanco con la Cruz de Jerusalén.

 

La procesión sale de la Catedral, en dirección a la calle San Segundo, a travesando la plaza. de Santa Teresa, un lugar muy bonito para contemplar la comitiva y las Murallas, sobre todo para la gente que viene de fuera.

 

Tomaran la calle Comandante Albarran, siguiendo por Duque de Alba e Isaac Peral, hasta la plaza de Santa Ana.

 

Continuando por el paseo de La Estación y la calle del Ferrocarril. En este punto tuercen bajando por el paseo de Don Carmelo y la calle Sierpe, para terminar el recorrido en la plaza y el Convento de San Antonio.