Un discapacitado segoviano consigue una silla de ruedas motorizada gracias a la campaña 'Tapones para una vida'

La iniciativa ha contado con la colaboración de Leche Pascual y Fundación Seur


SEGOVIA, 3 (EUROPA PRESS)

Grupo Leche Pascual ha apadrinado la entrega a un discapacitado segoviano de una silla de ruedas motorizada, gracias al acuerdo del grupo de voluntariado de esta compañía alimentaria con la asociación 'Una Sonrisa para Aitana' y la Fundación Seur en su campaña conjunta 'Tapones para una vida', en la que los empleados de la citada mercantil participan activamente recogiendo tapones de plástico.

En un acto celebrado en las oficinas centrales de Grupo Leche Pascual, el padre de Aitana García y la propia niña han compartido vivencias con los presentes, entre los que estaban Sonia Pascual Gómez-Cuétara, consejera de Leche Pascual; Ramón Goya, presidente de la Asociación de discapacitados de San Ildefonso (Adisil); José Luis Vázquez y David Tapias, alcalde y concejal del Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildelfonso; José Merlo, administrador y vocal del Patronato de la Fundación SEUR, y Tomás Menéndez, quien ha sido la persona beneficiada por la entrega de una silla de ruedas motorizada.

Tomás Menéndez sufre una enfermedad degenerativa genética. Una silla de ruedas es básica para su movilidad, incluida la asistencia a determinadas actividades de inserción.

Conocedora del sistema de recogida de tapones de plástico con fines benéficos, la hermana de Tomás, Soledad Menéndez, decidió recurrir a él para recaudar fondos, acudiendo en un primer momento a la cercana planta de agua mineral Bezoya, en busca de la posible donación de tapones de las botellas.

Enterado el grupo de voluntariado de Grupo Pascual, el apoyo inicial de los trabajadores de Bezoya se generalizó al resto de la compañía, que facilitó la recogida de este material reciclable en todas sus fábricas y oficinas. Así, y gracias a la experiencia y generosidad de la asociación 'Una Sonrisa para Aitana', Tomás Menéndez puede disfrutar ya de su silla motorizada.

La niña que da nombre a la asociación 'Una sonrisa para Aitana', nació hace 12 en Tarazona (Zaragoza), con una cardiopatía congénita compleja, que está precisando de una serie de intervenciones quirúrgicas en el Children's Hospital de Boston, USA.

Con objeto de sufragar el costoso tratamiento, en agosto de 2011 se puso en marcha la acción 'Tapones para una vida', gracias a la recogida para reciclaje de tapones de plástico. A día de hoy, la asociación 'Una sonrisa para Aitana' ha superado la cantidad de 1.500 toneladas de tapones con lo que ha podido financiar no solo las operaciones de la niña Aitana, sino ayudar a más de 20 familias para afrontar los gastos de enfermedades raras. http://unasonrisaparaaitana.org/

La iniciativa 'Tapones para una vida' ha sido apoyada desde el primer momento por la Fundación Seur, que se ha encargado del transporte de los miles de kilos de tapones aportados por millones de personas de toda España y Portugal. Su administrador y vocal del Patronato, José Merlo, ha señalado que "esta campaña es una cadena solidaria de toda la población, en la que Seur ha puesto el grano de arena del transporte".

El padre de Aitana, Luis Miguel García, motor de esta iniciativa que se ha hecho popular, ha agradecido el apoyo de las empresas que con ella colaboran, deseando su continuidad, "pues ya no se trata sólo de mi hija Aitana, sino de muchos más niños y familias que demandan ayuda". Concluyó declarando que "aunque empezamos con un objetivo concreto: ayudar a Aitana con una silla y sus operaciones, en vista de la aceptación y el éxito, no podemos ponernos límites".