Un diputado británico 'cazado' jugando al Candy Crush durante una sesión del parlamento

"Me disculpo incondicionalmente por mi comportamiento durante la reunión de la comisión y soy consciente de que no es lo que se espera de un diputado".

Un diputado del Partido Conservador británico, Nigel Mills, ha tenido que pedir disculpas públicamente tras ser sorprendido jugando al juego Candy Crush en su tableta durante una sesión de una comisión parlamentaria en la que se trataba sobre la reforma de las pensiones.

  

"Me disculpo incondicionalmente por mi comportamiento durante la reunión de la comisión y soy consciente de que no es lo que se espera de un diputado. Les garantizo que no volverá a ocurrir", ha afirmado Mills a través de su cuenta oficial en Twitter.

  

"Es un privilegio maravilloso representar a Amber Valley y espero que los votantes continúen apoyando mis iniciativas, tales como la rebaja de impuestos para las personas que trabajan duro", ha añadido. Mills es diputado por Amber Valley, una circunscripción del norte de Inglaterra.

  

El periódico 'The Sun' informó de que Mills se pasó más de dos horas jugando a Candy Crush durante la sesión de la Comisión de Pensiones del Parlamento. En un primer momento, Mills reconoció "haber jugado una o dos partidas", pero insistía en que participó activamente en la sesión haciendo preguntas.

  

El Parlamento, por su parte, ha abierto una investigación no sobre el comportamiento de Mills, sino sobre cómo se filtraron las fotografías, ya que no está permitido tomar fotografías en Westminster.