Un cuarto agente del Greim que viajaba en el helicóptero accidentado en Maraña (León) resultó ileso

Las otras tres personas que formaban parte del equipo perdieron la vida al caer el helicóptero tras tocar la pared de la montaña en la zona del pico Polinosa.

El subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha explicado este domingo que un cuarto agente del Grupo de Rescate de Montaña de la Guardia Civil (Greim) que viajaba en el helicóptero accidentado en Maraña (León) se encontraba en tierra junto al montañero en el momento del siniestro, por lo que resultó ileso.

 

Las otras tres personas que formaban parte del equipo del Greim, el capitán Emilio Pérez Peláez, el teniente Marcos Antonio Benito Rodríguez, y el agente Conejo, perdieron la vida al caer el helicóptero tras tocar la pared de la montaña en la zona del pico Polinosa, en el macizo de Mampodre.

 

En declaraciones al informativo regional de Radio Nacional de España, recogidas por Europa Press, Suárez Quiñones ha precisado que tanto el agente de rescate fallecido como el sargento habían bajado a tierra para atender al lesionado y el primero de ellos había vuelto a subir a la aeronave para "preparar la entrada".

 

Fue entonces, unos minutos antes de las 9.00 horas cuando se ultimaba la operación para subir al herido al helicóptero, éste se precipitaba al suelo, lo que causó el fallecimiento de los tres guardias civiles.

 

El sargento del Greim, según el subdelegado, se ha incorporado al "amplio" operativo de las labores de rescate, formado por efectivos del 112 de Asturias y de León, Bomberos de León y los propios compañeros del Greim de la base de Sabero (León), de donde procedían los dos rescatadores.