Un coleccionista griego paga 23.000 dólares por una galleta del Titanic

Foto: HENRY ALDRIGE WEB

La tragedia del Titanic continua dando sorpresas y la mayoría de ellas referidas a los restos que se hallan y el valor que tienen 100 años despues. La última, una galleta del kit de supervivencia de uno de los botes salvavidas del barco.

La galleta más cara de la historia, que fue rescatada del hundimiento del Titanic y que a pesar de contar con más de 100 años de antigüedad sigue en buen estado, ha sido subastada y adjudicada a un coleccionista anónimo de origen griego, por 23 mil dólares. Andrew Aldridge, el responsable de Henry Aldridge & Son The Devizes Auctioneers, la casa de subastas que realizó la venta del dulce, dijo que "es la galleta más valiosa del mundo".

 

La galleta pertenecía al kit de supervivencia de uno de los botes salvavidas del barco y fue salvada por uno de los pasajeros de la embarcación que ayudó a los sobrevivientes del Titanic, tras chocar con el iceberg. James Fenwik, que iba a bordo del SS Carpathia, fue el salvador de la galleta.

 

La subasta se celebró el pasado mes de septiembre con motivo del 30 aniversario del descubriento de los restos del barco en el Atlántico Norte y tuvo lugar en la casa Lion Heart Autographs de Nueva York (EEUU). A ella acudieron los mayores coleccionistas de antigüedades que no dejaron de pujar hasta llevarse los objetos más estrafalarios que se conservan del Titanic.

 

Muchos han sido los objetos del barco más famoso del mundo, el Titanic, que han sido subastados. Desde platos y vasos, una carta escrita por una superviviente de la embarcación hasta el violín que no dejó de sonar durante el hundimiento, o el último menú con la comida que se iba a servir previa al naufragio a los pasajeros de primera clase.

 

La casa de subastas neoyorkina, afirmó que este menú vendido hace semanas por 88 mil dólares, fue guardado por Abraham Lincoln Salomon, uno de los pasajeros que escapó en el primer bote al que sólo subieron los más acaudalados del barco.