Un cambio brusco en el tiempo retrasa los planes de Carlos Soria en el Annapurna

Carlos Soria observa la nevada desde el Campo Base. / Cedida

Uinesperado cambio en el tiempo ha pospuesto el intento de cumbre. La Expedición BBVA tenía previsto iniciar el ascenso este pasado domingo pero las novedades en los partes meteorológicos replantearon la estrategia del equipo. Horas más tarde, una fuerte nevada confirmaba los pronósticos y 50 cm de nieve cubrían el Campo Base en menos de 2 horas y en cotas más altas.

El pasado viernes y tras una reunión con todo el equipo, Carlos Soria planteaba un posible ataque a la cumbre del Annapurna. Los partes eran favorables y la buena preparación de la Expedición BBVA hacían factible un ataque sin mayores dificultades.

 

Con todos los materiales listos, el montañero abulense recibía en la mañana del sábado nuevos partes que ponían en duda la seguridad del equipo. Pronósticos que se confirmaban por la tarde y que indicaban un cambio brusco en el tiempo con fuertes nevadas en la ruta prevista.

 

El Annapurna es uno de los ocho miles más cambiantes y pronosticar el tiempo resulta muy difícil hasta para los meteorólogos más profesionales”, afirmaba el veterano alpinista, quien además añadía que “la montaña está en unas condiciones que a nosotros nos parecen demasiado peligrosas. Podía haber una oportunidad el día 16, pero hay partes meteorológicos que dicen que antes del 16 va a caer medio metro de nieve, por lo menos. En estas circunstancias y en esta montaña no nos parece prudente. Vamos a seguir esperando, tenemos tiempo, tenemos ganas y podemos tener la oportunidad".

 

Carlos confirmaba con el equipo de sherpas que el Campo III (6.500 m) había sido arrollado por una avalancha. "Desde la noche del 6 al 7 que cayó una gran avalancha en el Campo I hasta hoy, hemos perdido mucho material: tres tiendas, botellas de oxígeno, 400 metros de cuerda... nuestra situación no está al límite, pero hemos perdido muchas cosas. Ayer lo teníamos solucionado con tiendas que tenemos aquí en el Campo Base. Pero de momento, tenemos que esperar: no hay más remedio”, concluía.

 

A lo largo del domingo, la Expedición BBVA pudo comprobar desde el Campo Base la entrada del fuerte temporal. En apenas 2 horas, una copiosa nevada cubrió el campamento con 50 cm de nieve. De igual forma se cubrieron las cotas más altas, que desde el Campo Base se observaban de nuevo cubiertas por un manto de nieve.

 

Carlos Soria y el resto del equipo esperarán a que pase el temporal para plantear un nuevo ataque a cima del Annapurna.