Un avión con destino a Madrid regresa a Nueva York por cables sospechosos

Delta Air Lines ha definido la situación como una "preocupación de seguridad"

Un avión de pasajeros de Delta Air Lines con destino a Madrid ha tenido que regresar al aeropuerto JFK de Nueva York después de que se encontraran unos cables sospechosos en uno de los baños, según ha informado una fuente autorizada a la agencia de noticias Reuters.

Esta misma fuente ha apuntado que los cables no forman parte del sistema del avión y que fueron encontrados poco después de que el aparato despegara rumbo a la capital española.

No se han encontrado explosivos en el avión de pasajeros de Delta Air Lines con destino a Madrid que ha tenido que regresar al aeropuerto JFK de Nueva York por el hallazgo de unos cables sospechosos en uno de los baños, según han informado fuentes familiarizadas con el caso a la agencia de noticias Reuters.

El vuelo 126, un Boeing 767-300, con 206 pasajeros a bordo, ha tenido que aterrizar en el aeródromo alrededor de las 21.30 horas del jueves (4.30 horas del viernes en España), unos 90 minutos después de despegar rumbo a la capital española.

Al parecer, el avión ha regresado al JFK porque los pasajeros han encontrado un objeto sospechoso, que una fuente de seguridad ha descrito como cables, en uno de los baños.

A través de un comunicado, Delta Air Lines ha definido la situación como una "preocupación de seguridad", sin dar más detalles, y ha explicado que, por precaución, ha ordenado el regreso del aparato al aeropuerto.

A su llegada, los artificieros han examinado el avión y no han encontrado ningún artefacto explosivo en su interior, según una segunda fuente de seguridad.

En un principio, se ha filtrado que las autoridades tienen bajo custodia a una pareja formada por un hombre de Oriente Próximo y una mujer argentina, pero ahora las informaciones sobre este extremo son confusas.