Un asteroide cercano a la Tierra es en realidad un cometa

((Esta noticia está embargada hasta las 19.00 horas))


MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Durante 30 años, los científicos creían que uno de los objetos más cercanos a la Tierra fue un gran asteroide, pero ahora, un equipo internacional ha descubierto que en realidad se trata de un cometa. Llamado 3552 Don Quijote, el cuerpo es el tercer objeto más grande cercano a la Tierra de todos los cuerpos rocosos o asteroides que orbitan el Sol en la vecindad de la Tierra.

Se cree que alrededor del 5 por ciento de los objetos cercanos a la Tierra son cometas "muertos" que han derramado toda el agua y el dióxido de carbono en forma de hielo que les dan su coma o cabellera, una nube alrededor del núcleo de un cometa, y su cola.

El equipo encontró que Don Quijote es un cometa activo y, por lo tanto, es probable que contenga hielo de agua y no sólo rocas, un hallazgo que se presenta este martes en el Congreso Europeo de Ciencia Planetaria 2013, que se celebra en Londres. El descubrimiento podría tener implicaciones para el origen del agua en la Tierra.

"Don Quijote siempre ha sido reconocido como un bicho raro", afirmó Joshua Emery, profesor asistente de Ciencias Terrestres y Planetarias en la Universidad de Tennessee, en Knoxville, Estados Unidos, y miembro del equipo que descubrió la naturaleza del objeto.

"Su órbita lo acerca a la Tierra, pero también tiene se dirige hacia Júpiter. Esa inmensa órbita es similar a la de un cometa y no un asteroide, que tiende a ser más circular, por lo que hizo pensar que era uno que había derramado todo su depósito de hielo", argumenta este experto.

Utilizando el Telescopio Espacial Spitzer operado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto de Tecnología de California, bajo contrato con la NASA, el equipo dirigido por Michael Mommert, de la Universidad de Arizona del Norte, reexaminaron imágenes de Don Quijote, a partir de 2009, cuando se encontraba en la parte de su órbita más cercana al Sol y les pareció que tenía un coma y una cola débiles.

Emery también volvió a examinar imágenes desde 2004, cuando estaba en su mayor distancia del Sol, y determinó que la superficie se compone de polvo de silicato, que es similar al polvo de cometa. También determinó que Don Quijote no tenía un coma o una cola a la distancia que es común para los cometas, ya que necesitan la radiación del sol para formar la coma y las partículas cargadas del Sol para formar la cola. Los investigadores también confirmaron el tamaño de Don Quijote y la baja reflectividad de la superfiice, similar a los cometas.

"Ahora pensamos que este cuerpo contiene una gran cantidad de hielo, incluyendo el dióxido de carbono y/o hielo de monóxido de carbono, en lugar de ser rocoso", concluye Emery. Este descubrimiento implica que el dióxido de carbono y el agua helada puede también estar presente dentro de otros asteroides cercanos a la Tierra.

Además, es posible que el hallazgo tenga implicaciones sobre que los cometas pueden ser la fuente de al menos parte del agua de la Tierra y que la cantidad de Don Quijote representa alrededor de 100 millones de toneladas de agua, más o menos la misma cantidad que se pueden encontrar en el Lago Tahoe, en el estado norteamericano de California.