Un artefacto lanzado al césped de El Madrigal afecta a varios jugadores y provoca el desalojo de los aficionados

Un artefacto lanzado al césped del estadio El Madrigal durante la disputa del Villarreal-Celta, perteneciente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA, obligó a los aficionados a desalojar el estadio debido a que muchos de los seguidores padecieron problemas de visión y respiración.

Los aficionados del Villarreal se taparon la boca con la ropa y abandonaron la instalación de manera apresurada. El artefacto, que en un primer momento parecía una bengala, resultó un bote de humo con gas tóxico que impidió que el encuentro finalizase en el tiempo previsto.

El partido se suspendió a falta de tres minutos para el final con el 0-1 a favor del Celta de Vigo. El gol lo anotó Orellana tras una falta botada por Álex López, para más tarde reanudarse con las gradas casi vacías. Finalmente, y tras otro gol del Celta por medio de Nolito, concluyó el partido en medio de la confusión y con tres puntos para los visitantes,