"Un año después, siguen siendo nuevos y no quieren aprender a dejar de serlo"

Henar Alonso, Montserrat Barcenilla y Alberto López

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento ha hecho balance de su primer año de legislatura, en la que destacan que "Ávila sigue estando en estado catatónico".

Los tres concejales de Izquierda Unida en el consistorio han hecho un balance del primer año de legislatura en el que han destacado que "Ávila sigue estando en estado catatónico", porque según recalcan desde la formación de izquierdas, el Equipo de Gobierno se escuda en que "son nuevos" en el consistorio.

 

Asimismo, Montserrat Barcenilla, portavoz de IU en el Ayuntamiento, ha destacado que han hecho "multitud de propuestas" y muy pocas han salido adelante. Barcenilla se ha referido a las 150 modificaciones propuestas que desde Izquierda Unida han llevado a cabo, de las que solo once fueron aprobadas.

 

Además, han asegurado que han realizado una batería de medidas sobre distintos asuntos como por ejemplo medidas en turismo para que se lleve a cabo un parking de autocaravanas que "sigue estando en stand by" o medidas para paliar la pobreza energética que se aprobó pero "no se ha hecho nada". 

 

Por otro lado, han recalcado que han insistido en el tema de las algas del Embalse de Serones en el que han destacado que algunas de las modificacioens que han hecho eran las que ellos planteaban.  Además, Montserrat Barcenilla ha señalado que también han pedido la limpieza de los imbornales y seguirán denunciando la mala gestión del centro 88 Torreones. 

 

Desde  Izquierda Unida denuncian que el seguimiento de sus propuestas es "prácticamente nulo" y han recordado que "las únicas propuestas válidas son las que lleva Ciudadanos". Por último, han criticado que existe falta de descoordinación entre las concejalías y la falta de conocimiento del alcalde, puesto que "cuando le preguntamos, nos remite a sus concejales".