Un año de recortes en sanidad

Desde que se aprobará hace un año el Real Decreto Ley 16/2012 el derecho de la salud de los ciudadanos se ha visto mermado considerablemente. Desde el PSOE piden que se apueste por un compromiso con el bienestar de la sociedad española no se realicen más recortes, y menos en el ámbito rural

Con el RD Ley el Gobierno ha recortado 7.000 millones de €, de los cuales unos 200 corresponden a Castilla y León, pero según Leticia Sánchez, secretaria de Sanidad del PSOE, “se ha roto el consenso, ya que estos cambios se han realizado de manera unilateral, partidista e interesada”. Desde el PSOE afirman que no se defiende el modelo universal del acceso a la sanidad, además es una ley “injusta, inhumana e ineficaz; por el deterioro de los servicios de salud y por la privatización de muchos de ellos”.

 

Con la nueva ley el coste por paciente es de 94,76 euros pero “se han reducido servicios, se a aumentado la lista de espera, que en Ávila se ha multiplicado hasta tres veces, se he reducido el número de camas y las urgencias nocturnas, se aplica el pago para ciertos servicios y se atiende a las personas sin asegurar pero con límites”.

 

Por tanto, según el partido socialista para el PP la salud es una mercancía sujeta a las fluctuaciones “que cada vez tiene un mayor rechazo social”. Y según un informe de la Defensora del Pueblo “se ha aumentado el número de quejas y la preocupación de los ciudadanos por la sanidad”.

 

Desde el PSOE plantean una serie de recomendaciones y medidas complementarias para dar cobertura a los más desfavorecidos:

 

- Descentralización de la sanidad

- Reparto equitativo

- Universalidad del acceso a la educación

- Que siga siendo de carácter gratuito

- Sistema participativo e innovador

- Gestión eficaz, eficiente y transparente

- No privatización de servicios

- Supresión del copago

- Que se financie a través de tributos como el alcohol y el tabaco

 

Pero para todo ello tiene que haber un buen pacto de estado “que garantice los mismos derechos a todos los ciudadanos”.

 

Por su parte Tomás Blanco ha señalado que como era un servicio bien valorado pensaba que el PP no lo iba a tocar pero no fue así y se plantearon dos objetivos:

 

  1. En primer lugar que la sanidad sea eficaz ahorrando en los servicios. Lo que en la provincia de Ávila ha supuesto menos gastos pero también menos servicios
  2. En segundo lugar, privatizar la sanidad. Y ya han conseguido que las personas que tienen un seguro privado sean más que hace un año. Además, la contratación de un seguro médico privado desgrava con 500 € al año la declaración de la renta.