Un 60% de los preferentistas aceptaron finalmente la oferta de Unicaja

La capitalización que pedía Unicaja no ha llegado a los 1.250 millones que quería, pero la aceptación del 100% de los mayoristas y del 60% de los afectados por las preferentes, y la aportación extraordinaria del FROB, han sido suficientes.

Unicaja banco irá adelante con la fusión tras haber alcanzado buena parte de sus objetivos. Según el hecho relevante publicado esta pasada madrugada, un 99,16% de los titulares de acciones representativas del capital social de Banco CEISS han aceptado el canje, algo con lo que ya se contaba porque se trata de inversores privados e institucionales que, además, lo que tenían eran acciones, mucho más rentables por las condiciones del canje y acostumbrados al riesgo en inversión. 

 

Con esto se cumplía una de las condiciones, llegar al 75% del capital que tenían los accionistas, pero faltaba el otro término, lograr otro 75% de los bonistas, es decir, los afectados por las preferentes a los que Ceiss les cambió sus productos por bonos. El canje no era favorable, se podía perder hasta el 71% del valor original si se aceptaba, pero los esfuerzos del FROB han dado sus frutos. El mecanismo de compensación ofertado por Unicaja y las campañas del FROB para vender el canje han elevado la cifra de los bonistas que han aceptado hasta el 60,66%.

 

Con esta cifra no se ha cumplido la Condición de Aceptación Mínima del Conjunto de los Valores, que Unicaja había establecido en el 75%, pero al poco tiempo de iniciar el proceso la entidad malagueña se obligó solo a conseguir el 75% de los mayoristas y el 75% de los preferentistas pasó a ser una opción; el elevado rechazo que ha causado entre las plataformas de afectados fue el motivo de rebajar esta condición, hasta el punto de que Unicaj abrió la puerta a la salida que finalmente le lleva a la fusión: hacer la operación aunque los preferentistas le dieran la espalda. El apoyo del FROB, que pone 241 millones, es la clave.