UGT y CCOO darán una "respuesta contundente" a la reforma de pensiones

UGT y Comisiones Obreras (CCOO) en Castilla y León han amenazado con dar una "respuesta contundente" al Gobierno de España si culmina tal como se ha planteado inicialmente la reforma del sistema público de pensiones, aunque han advertido de que la huelga general sería el "último recurso".

En una entrevista concedida a Europa Press, el secretario autonómico de UGT, Agustín Prieto, ha defendido la "responsabilidad" del sindicato a la hora de plantearse esta medida, que en 2012 se llegó a adoptar en dos ocasiones, pero ha negado que la decisión de no convocar un paro general responda al "miedo" de los sindicatos a la respuesta de los trabajadores por el posible desprestigio que casos de presunta corrupción como el de los ERE en Andalucía hayan causado.

 

   En este sentido, Prieto ha recordado que, con la excepción de 2012, el número de huelgas generales convocadas a lo largo de la democracia "se cuenta rápido" y ha insistido en que para llegar a adoptarla "hay que tener motivos muy fuertes". "No podemos estar en permanente huelga general", ha subrayado.

 

   En cuanto a los paros de 2012, ha defendido el respaldo "masivo" de los trabajadores y la sociedad en general, pero ha admitido que "no sirvieron para conseguir una rectificación" por parte del Gobierno.

 

   "Ojalá no llegue la próxima huelga general porque no haga falta", ha deseado, al tiempo que ha expresado sus temores por la posibilidad de que "por primera vez" se reforme el sistema de pensiones "al margen de sindicatos y empresarios", frente a lo que ha apostado por "no cerrar la oportunidad de llegar a un acuerdo".

 

   Por otro lado, el líder de UGT en Castilla y León ha reconocido que en la sociedad está calando "una cierta resignación" que ha llamado a "romper" para que la ciudadanía "no se convierta en esa mayoría silenciosa" a la que se refiere el Ejecutivo.

 

   Por su parte, el secretario general de CCOO en la Comunidad, Ángel Hernández, ha defendido que los sindicatos "no tiran la toalla", pero ha recordado el carácter "insólito" de las dos huelgas generales en 2012 como "insólitas fueron las cosas que pasaron" y que, a su juicio, las motivaron.

 

   Asimismo, ha advertido de que analizar la acción de los sindicatos por estas medidas concretas es analizar "sólo una parte mínima" de todo lo que hacen "día a día". "Las toallas hay que lavarlas y secarlas porque si no, raspan", ha ironizado.

 

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

 

   Por otro lado, ambos han negado que en 2014 se vaya a producir la recuperación económica que pregona el Gobierno de España, al hilo de lo cual, Ángel Hernández ha señalado que lo que se cree son "las cifras de desempleo", en lugar de los "cantos de sirena" del Ejecutivo.

 

   Además, ha recordado que los que actualmente entran a trabajar lo hacen "con menos sueldo y más temporalidad". "Si ése es el objetivo, cumplido, pero no digamos lo contrario", se ha quejado.

 

   Agustín Prieto ha ido más lejos y ha considerado que el propio Gobierno "habría hecho otras previsiones de empleo si se creyera que va a haber una recuperación económica en 2014".

 

   Prieto también se ha referido a la intención del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy de regular por ley el derecho de huelga, algo que considera un intento de "disfrazar" una limitación de un derecho constitucional. "No quieren que una huelga se note, pero tiene que notarse", ha recalcado.

 

   En este sentido, ha recordado que "sistemáticamente" los sindicatos han ganado en los tribunales las reclamaciones por los "abusivos" servicios mínimos establecidos por la Administración, aunque estas resoluciones se han producido "demasiado tarde", en muchos casos años después de pasada la huelga.

 

   El secretario regional de UGT ha hecho extensivo este rechazo al proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, una norma que ha confiado en que no llegue a buen puerto porque constituye "una barbaridad" y un intento de "cercenar la libertad de expresión". "Por qué no se puede uno manifestar en las Cortes españolas si es donde se hacen las leyes, siempre que sea de forma pacífica", se ha preguntado.

 

   Por último, su homólogo en CCOO ha sentenciado que se trata de una "ley de orden público" frente a la que ha pedido una "respuesta" por parte de la ciudadanía.