UGT sensibiliza a los transportistas para recordar que deben cumplir las normas

El objetivo es recordar el necesario cumplimiento de las normas bĂĄsicas para concienciar a los implicados y tratar de reducir las "elevadas" tasas de siniestralidad

La FederaciĂłn Regional de Transportes, Comunicaciones y Mar (TCM) de UGT en Castilla y LeĂłn ha iniciado una campaĂąa de sensibilizaciĂłn dirigida especialmente a los profesionales del sector del transporte, pero tambiĂŠn a empresarios y usuarios en general, para recordar el necesario cumplimiento de las normas bĂĄsicas para concienciar a los implicados y tratar de reducir las "elevadas" tasas de siniestralidad, "la mayor del sistema productivo".

AsĂ­ lo ha anunciado este lunes el secretario regional de la FederaciĂłn de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT en Castilla y LeĂłn, Pedro Aller, que ha recordado que, segĂşn los Ăşltimos datos, de 2009, este sector se saldĂł con 16 muertos, al igual que el aĂąo anterior, y mĂĄs de 400 accidentes de carĂĄcter grave o muy grave, un 8,26 por ciento menos.

Aller ha incidido en la necesaria concienciaciĂłn de los profesionales del sector del transporte por carretera en todo lo relativo al cumplimiento de unas normas, "en principio conocidas" pero que, a juicio del sindicato, no tienen una suficiente relevancia y aplicaciĂłn.

Por este motivo, la FederaciĂłn Regional de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT ha puesto en marcha la campaĂąa 'Tiempos de ConducciĂłn y Descanso. Normas. ConĂłcelas, cĂşmpleas y hazlas cumplir' a travĂŠs de la que se distribuirĂĄn 8.000 folletos informativos y cien carteles que recogen consejos bĂĄsicos sobre los tiempos de conducciĂłn y de descanso.

Aller ha hecho especial hincapiĂŠ en la necesidad de difundir esas normas de obligado cumplimiento entre los propios usuarios de servicios pĂşblicos, como es el caso de los viajeros del transporte discrecional, para que conozcan las reglas, las exijan y las hagan cumplir.

El secretario regional de TCM-UGT ha reconocido no obstante que en las Ăşltimas fechas se ha producido un caĂ­da en las tasas de siniestralidad en el sector del transporte por carretera si bien ha advertido de una caĂ­da en la actividad lo que ha derivado, ademĂĄs, en destrucciĂłn de empleo (un 20 por ciento en los empleos reglados) pero en un incremento de las jornadas trabajadas.

Pedro Aller ha advertido de la "preocupante situaciĂłn" que vive el sector del transporte por carretera a lo que se une la falta de medios econĂłmicos y humanos en las administraciones pĂşblicas que, segĂşn ha asegurado, dificulta las labores de inspecciĂłn hasta el punto de que el sindicato llega a esperar hasta dos aĂąos para recibir respuesta a denuncias sobre el mal uso de los tacĂłgrafos o el exceso en las jornadas.

FALTA DE MEDIOS PARA LA INSPECCIÓN

El sindicalista ha reconocido al respecto el momento de crisis que atraviesa el paĂ­s y que afecta tambiĂŠn a las administraciones pĂşblicas pero ha advertido de que esta circunstancia no debe afectar a labores como la inspecciĂłn. "No se puede seguir asĂ­ porque estamos jugando con la vida de profesionales y de los propios ciudadanos", ha sentenciado.

SegĂşn recuerda el sindicato a los transportistas en estos folletos informativos a modo de ejemplo, el tiempo mĂĄximo de conducciĂłn ininterrumpida es de cuatro horas y media, periodo tras el que hay que respetar una interrupciĂłn de, al meno, 45 minutos tambiĂŠn ininterrumpidos. No obstante, esa pausa de 45 minutos se puede sustituir por una pausa de al menos 15 minutos seguida de otra pausa mĂ­nima de 30 minutos intercaladas en el periodo de conducciĂłn.

Los folletos informativos repasan la norma general sobre los tiempos de conducciĂłn diarios y bisemanales o los descansos tanto para los transportes normales o regulares como para los casos en los que tenga que haber dos conductores o cuando el conducto acompaĂąe a un vehĂ­culo transportado en un tren o en un trasbordador.

SegĂşn los datos aportados por el sindicato, las estimaciones sobre el sector cifran en unos 50.000 los profesionales que se dedican al transporte por carretera de los que un 37 por ciento son autĂłnomos.