UGT responde a CCOO y continúa con las negociaciones en la planta de Nissan Ávila

UGT Ávila

Tras los últimos acontecimientos relacionados con la negociación del “plan de competitividad”, en los que los sindicatos componentes del Comité de Empresa en Nissan Ávila han roto la unidad de acción que venían manteniendo, la Sección Sindical de UGT en Nissan quiere realizar algunas aclaraciones.

La negociación se viene alargando desde el pasado mes de Octubre, mes en el que Nissan anunció un sobrante de plantilla de 130 trabajadores, y donde igualmente manifestó su intención de desvincularse de los 17 trabajadores que entonces conservaban su derecho de reingreso tras verse afectados por el ERE del año 2010. Igualmente en ese mes de Octubre Nissan anunció un plan de competitividad que desde un primer momento la Sección Sindical de UGT rechazó de plano.

 

Durante estos últimos meses se han vivido momentos de tensión y lucha sindical en la planta, convocatorias de huelga y realización de una el pasado día 14 de Enero, así como diversas reuniones tanto de la comisión negociadora del convenio, como al mas alto nivel sindical y de las administraciones publicas.

 

UGT asegura que "En primer lugar se ha conseguido una carga de trabajo que al principio de las negociaciones ningún sindicato esperaba, la nueva planta de largueros que dará trabajo, en principio y en el caso de finalizar satisfactoriamente las negociaciones, a veinticinco personas".

 

En segundo lugar, "se abordará el excedente de plantilla que se pudiese continuar arrastrando desde la óptica de las bajas voluntarias, en las mejores condiciones posibles, para los trabajadores de mas edad, con lo cual no serán necesarios ni despidos ni traslados forzosos como se apuntaba al principio de las negociaciones".

 

La Unión General de Trabajadores ha concluido con que "En tercer lugar, una parte importante de las pretensiones iniciales de la Empresa se han caído, por lo que este Sindicato entiendo que poco a poco se van abriendo más posibilidades de acuerdo".

 

UGT manifiesta que lo planteado hasta este momento no será el acuerdo final, pues existen distintas cuestiones que son inabordables, pero es consciente de la necesidad de seguir realizando (y escuchando) propuestas, por lo que no cejará en su empeño de dar solución a un problema que hace unos meses parecía no tener salida y que sin embargo, a día de hoy, esta en su fase de resolución final.

 

Asuntos como la situación de los trabajadores despedidos en el año 2010 han de ser materia que no puede desaparecer del acuerdo final, la posición de la empresa ha sido dura, pero UGT no va a desanimarse ni a dejar de realizar propuestas, puesto que en nuestra opinión lo único que conseguiríamos con ello sería bloquear la negociación, algo que por todo el trabajo realizado anteriormente y debido a la situación actual, no estimamos que fuese positivo para nadie, ni para los trabajadores y sus familias, ni para la empresa, ni para el futuro de nuestra ciudad.

 

Si la Empresa quiere, habrá acuerdo, siempre y cuando este garantice el futuro de la planta, las inversiones generadoras de empleo y no haga que la situación actual y la ganancia de competitividad sean competencia exclusiva de los trabajadores.

Noticias relacionadas