UGT propone una agenda alternativa de progreso para Ávila con siete ejes de actuación

El Comité de la UGT de Ávila celebrado el pasado jueves se ha reafirmado en la denuncia pública y la rebeldía frente a "unas políticas nefastas para Ávila que están hundiendo cada vez más a nuestra provincia". Proponen por ello una agenda alternativa de progreso con siete ejes de actuación. Igualmente denuncian la intencionalidad de transformar imputaciones aisladas en una causa general contra la organización sindical

El Comité de UGT recuerda que 2013 se cerró con 18.098 parados, según el SEPE, y una bajada de la cobertura del desempleo así como los datos de la EPA del 4º TRIM 2013 que otorga 20.100 parados a Ávila con la tasa más alta de desempleo de la Comunidad y el mayor incremento relativo del desempleo.


Aseguran que la estructura económica de la provincia "ha ido resquebrajándose" ya que el sector de la construcción ha sufrido el fuerte descenso de la compraventa de vivienda y en el sector servicios destacan las incertidumbres sobre el comercio, "sumido en las contradicciones del propio empresariado y en las dubitativas políticas de la Administración Local" y en el que anunciados proyectos como el de Decathlon "han dejado plantadas a las autoridades locales, para desánimo creciente de la ciudadanía".

 

Indican igualmente que en el ámbito industrial, "Ávila sigue sin levantar cabeza" con la creación de empresas en el sector como principal asignatura pendiente. Apuntan los "importantes reveses" que han sufrido las comunicaciones con el incremento de precios en los peajes, "el silencio institucional en Ávila sobre su necesaria supresión", la reducción de servicios ferroviarios con Madrid y el Norte y "la amenaza real de que la línea Ávila-Salamanca, tal y como la conocemos actualmente, tenga los días contados".

 

Califican la nueva estación de autobuses, terminada y a la espera de inauguración desde hace meses, como "un monumento colorista a la desfachatez política y administrativa" mientras aseguran que Madrid, el gran mercado potencial de Ávila, "está cada vez más lejos, mucho más que los cien kilómetros que nos separan".

 

En cuanto al turismo, manifiestan que los actos del 2015 "cada vez se parecen más a una burbuja de expectativas, grandilocuentes palabras y brillantes y concurridas imágenes en prensa y menos a una oportunidad seria para afianzar proyectos rentables y oportunidades de desarrollo a largo plazo".

 

Hacen mención aparte para el llamado Prado abulense, "una infraestructura millonaria, cuyo proyecto se retrasa más de diez años en manos de las ocurrencias del partido en el poder y las medias verdades de los unos y de los otros".

 

El Comité de UGT destaca que en Educación el sindicato ha vuelto a salir a la calle y a reivindicar en todos los foros la defensa de la enseñanza pública y su oposición a la nueva ley de educación, "clasista, insolidaria y reaccionaria".

 

Frente  a esta situación, UGT propone una agenda alternativa de progreso que guiará su actuación en todos los ámbitos y que marca siete ejes de actuación:

 

1. Un plan de choque para Ávila, ofreciendo alternativas para lograr empleo y de más calidad. En esa línea ha trabajado durante el último año en la elaboración de un plan de coordinación entre instituciones abulenses destinado a fomentar la creación de empleo y a mitigar y prevenir el empobrecimiento, las desigualdades y la exclusión social en Ávila.

Este proyecto, realizado por dos profesores de la Universidad de Valladolid, forma parte del paquete de acciones del ‘Plan Ávila, Empresa y Empleo’ promovido desde el Ayuntamiento de Ávila, conjuntamente con patronal y sindicatos. El sindicato considera que el impulso de la actividad económica y del empleo vendrán de la mano de la mejora de la demanda interna y del consumo, por lo que la renta disponible de los ciudadanos y las familias debe ser suficiente para garantizar el poder de compra. Para ello, deben incrementarse las cuantías de los salarios y de las pensiones. El sindicato reitera el rechazo y exige la retirada de la reforma del sistema público de pensiones que quiere imponer el gobierno Rajoy, por cuanto "supondría el empobrecimiento de miles de pensionistas actuales y futuros".

2. Cimentar un nuevo modelo productivo, con una apuesta clara por el fomento de la industria en Ávila, en especial, la ligada a la investigación, el desarrollo y la innovación.

3. Implicación financiera de Bankia en proyectos locales, por su carácter público y su indudable raigambre abulense.

4. Fortalecer, aunque sea coyunturalmente, los sistemas básicos de protección social (prestaciones por desempleo, dependencia).

5. Potenciar los servicios públicos esenciales como las piezas angulares del Estado de Bienestar (educación, formación, sanidad, justicia, dependencia y servicios sociales). Señalan que el retorno de cada euro invertido en estos ámbitos garantiza su rentabilidad global.

6. Incrementar la participación institucional y ciudadana para reforzar la democracia.

7. Impulsar la apertura del sindicato a la sociedad.
 

Imputaciones

El Comité de la UGT de Ávila defiende además la labor que realiza el sindicato llevado a la práctica el mandato constitucional sobre la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales propios de la clase trabajadora, "comprometida con el interés general de la ciudadanía, con el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la promoción del Estado de Bienestar, e impulsora de las condiciones para el progreso social y económico".

 

En este sentido, denuncia "la intencionalidad de transformar imputaciones aisladas, que se están investigando para determinar su certeza o falsedad acotando el posible nivel de responsabilidad que en su caso pudiera haberse contraído, en una causa general contra la organización sindical, elevando a categoría general de sospecha la actuación global del sindicato, como si ya se hubiera emitido una sentencia condenatoria".

 

Desde el Comité indican que la organización debe ser la principal herramienta para "diagnosticar, depurar, limpiar y purgar aquellas situaciones fraudulentas que se hayan cometido, sin esperar a que sean terceros los que, de manera interesada, determinen nuestros criterios de actuación, y estableciendo nuestro horizonte en el desarrollo de nuestra actividad en base a criterios  de ética, coherencia, transparencia y seriedad".

 

Por lo tanto, el Comité de la UGT de Ávila insta a todas las organizaciones de UGT en éste ámbito a extremar su esfuerzo de información a los trabajadores, a sus afiliados y delegados en las empresas, y a toda la ciudadanía, del alcance y sentido político que tienen las acusaciones y difamaciones que se llevan a cabo contra este sindicato, "cuyo objetivo no es otro que debilitar nuestra función histórica, así como la acción que, en defensa de los trabajadores, realizamos frente a los recortes sociales y frente a los empresarios".