UGT propone a la Fundación Caja de Ávila la creación de 100 becas de 100 euros para escolares sin recursos

El sindicato ha remitido una carta al presidente de la Comisión Gestora de la Fundación Caja de Ávila en la que le insta a que la entidad cree cien becas para ayudar a otros tantos escolares abulenses con problemas económicos, a quienes, respectivamente, irían destinados cien euros para material curricular

En la misiva dirigida a Pablo Luis Gómez Hernández, presidente de dicha gestora,  UGT de Ávila le recuerda que en estos mismos momentos muchas familias abulenses están sufriendo con rigor los efectos de la crisis.

 

El inicio del curso escolar es especialmente oneroso para ellas debido a los abultados y crecientes gastos en material escolar que han de afrontar. En la carta, UGT Ávila se dirige al presidente de la Fundación Caja de Ávila recordándoles que "entre los Fines y Actividades de la Fundación Caja de Ávila que usted preside, y según sus Estatutos,  subrayamos  los siguientes: La creación y ejecución de proyectos de carácter formativo, social y cultural, investigación, patrimonio, becas, congresos, sanidad, bien como obra propia bien en colaboración con otras entidades, provinciales, nacionales, europeas, etc.; para ser desarrolladas preferentemente en el territorio de la provincia de  Ávila.”.


En base a ello, desde la Unión Provincial de UGT de Ávila piden que el presidente promueva en el seno de dicha fundación la creación de 100 becas, por un importe de 100 € cada una, para ayuda al material curricular de alumnos de enseñanzas obligatorias del curso 2013-14 pertenecientes a aquellas familias más vulnerables frente a la crisis. Entre otros requisitos a fijar por la Fundación, sugieren  los siguientes:


- Empadronamiento en la Provincia de Ávila (Certificado de Convivencia del alumno).
- Ausencia de rentas contributivas en la unidad familiar.
- Dos o más hijos en edad escolar.
- Un hijo en edad escolar con discapacidad.

 

A juicio de UGT, "esas cien becas ayudarían a mitigar la desigualdad de oportunidades de que adolecen quienes sufren penuria económica, una coyuntura que debe encararse desde la sensibilidad y el patrocinio de una sociedad civilizada y democrática que hace suya la bandera del humanismo y la defensa del derecho fundamental y universal a la educación".