UGT pide más recursos y coordinación a las administraciones para atajar la violencia de género

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha presentado el decálogo con las diez medidas que considera imprescindibles que las Administraciones Públicas adopten para prevenir la violencia de género y proteger a las víctimas.

 

FeSP-UGT reconoce la importancia de las campañas de sensibilización y apoyo a las víctimas para que denuncien, pero advierte de que su efecto es limitado si, una vez dado el paso, no se crea el entorno adecuado de protección a las mujeres. Por ello, el sindicato plantea como una primera medida alcanzar un Pacto de Estado para desarrollar la Ley Integral contra la Violencia de Género. Este acuerdo debe incluir una dotación de recursos materiales y humanos suficiente para su aplicación efectiva en cada ámbito de las administraciones públicas. La garantía presupuestaria de las políticas de protección contra esta violencia es fundamental. UGT pide recuperar el 26% del presupuesto destinado a las políticas de tratamiento integral de violencia de género y el 75% de políticas de igualdad.

 

La coordinación institucional y la recuperación de competencias a favor de las entidades locales es la segunda acción que UGT plantea. En esta actuación conjunta deben implicarse las unidades de igualdad de todas las subdelegaciones de Gobierno en la coordinación de policías, jueces, fiscales, la abogacía de oficio, así como al personal sanitario, en juzgados, policía (estatal, autonómico y local), servicios sociales y oficinas de atención a las víctimas.

 

UGT también plantea el establecimiento de programas de evaluación, ajuste y corrección de las políticas públicas de protección a la víctima y sus protocolos de funcionamiento. Se deben estandarizar métodos de investigación con el objetivo de detectar y evaluar qué ha fallado cuando hay víctimas después de la denuncia.

 

El sindicato propone programas específicos para mujeres que, por su situación, puedan vivir situaciones de más vulnerabilidad. En este contexto, FeSP-UGT exige eliminar todas las trabas existentes para las mujeres migrantes en situación irregular para que puedan acceder al sistema sanitario y a las medidas de atención integral y protección efectiva contra la violencia de género.

 

UGT apuesta por reforzar las políticas de sensibilización en el marco educativo, jurídico, sanitario, social y cultura que implique tanto a profesionales –para  ello UGT ha elaborado una serie de protocolos de actuación para los distintos colectivos de trabajadores de las Administraciones Públicas- como a la ciudadanía. En este punto pide que se potencien las políticas de comunicación en medios, con el compromiso de los medios de comunicación en aras de procurar un tratamiento adecuado de las diferentes violencias machistas, visibilizándolas.

 

Y, desde luego, UGT mantiene su apuesta por la educación en igualdad desde edades cada vez más tempranas. En esta línea, FeSP-UGT ha dado a conocer los vídeos ganadores del II Concurso Audiovisual “Ama en igualdad. Di no a la violencia de género”.

 

Este certamen forma parte de la campaña “No a la violencia de Género. Nos va la vida en ello” que FeSP-UGT ha desarrollado con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para potenciar y dar visibilidad al compromiso de los empleados públicos ante este problema.