UGT convoca Huelga General en Correos el día 4 de mayo

De izda a derecha:Jose Sayagués Secretario del Sector Postal de FSP/UGT  Estatal; Carmen Amez Revuelta Secretaria General de FSP/UGT Cyl; Mª Antonia Sanchez Secretaria del Sector Postal de FSP/UGT Avila Y Fuencisla Marugan Secretaria del Sector Postal de FSP/UGT Cyl

La Unión General de Trabajadores ha convocado una jornada de paro el 4 de mayo para exigir a la empresa que reanude las negociaciones, que han ido sufriendo un bloqueo paulatino desde enero de 2014.

UGT exige un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores del sector postal, la consolidación del empleo y el cese de los recortes de plantilla: se han destruido 14.000 puestos de trabajo en Correos en los últimos ocho años y muchos trabajadores son todavía eventuales y fijos discontinuos.


Por estas razones, y "para exigir empleo estable y consolidado, salarios dignos y un fortalecimiento del servicio postal universal", UGT llama a la huelga a los trabajadores de Correos el próximo 4 de mayo.

 

Esta convocatoria está realizada únicamente por UGT, aunque está previsto mantener contactos con  otras centrales sindicales para aunar esfuerzos en defensa de todos los trabajadores y en beneficio de la negociación colectiva.

 

"Los empleados de correos  sufren una gran presión debido a la reducción de puestos de trabajo e insta a la convocatoria de la consolidación del empleo  tan necesaria en este sector.  El sector postal ha pasado por un gran reto que es el mantenimiento de la productividad, en la sociedad actual, con responsabilidad y seriedad  y cambios productivos, pero no se ha hecho justicia con los trabajadores". Por ello  UGT solicita que: la adaptación al cambio tecnológico se haga cumpliendo y reconociendo los derechos de los trabajadores.


Que la visión de cambio y los criterios de innovación se hagan con datos reales. El  sector postal podría decirse que es  un puente entre aquella antigua economía  y  nueva economía en la  era de las nuevas tecnologías y del comercio electrónico. Por ello el sector postal ha sido y sigue siendo una red llega a la última milla y al último punto de las zonas más recónditas de la Avila y su provincia.


Por ello UGT defiende  la red capilar de oficinas, necesaria para atender las necesidades de los ciudadanos a través de los carteros.  Con especial mención a las zonas rurales.


En cuanto a los datos de Avila afirmanr que se ha dejado de contratar personal aproximadamente un 20% menos.


La disminución de la actividad  hace que la Dirección de Correos  se esté planteando, realizar una reordenación de efectivos que tendría mayor incidencia en esta provincia en las localidades de Arenas de San Pedro, Arévalo, Candeleda, Sotillo, Cebreros, Piedrahita y Barco de Avila, añaden.


Planteamiento que consideran erróneo, "dado que es un servicio público y la necesidad de dar servicio a los ciudadanos allá donde este la ultima vivienda".

 

Por otro lado, UGT vuelve a denunciar la situación de la Oficina de Clasificación y Reparto  en cuanto al lugar en el que está ubicado, tanto por las condiciones interiores como  la dificultad del acceso de vehículos para la carga y descarga de paquetería y para la salida de los carteros con los carros cargados. "No parece lógico tener un edificio en el centro de Avila, de fácil acceso  con plantas vacías y tener los carteros que clasificar en un zona alegada del centro".