UGT Ávila pide un proceso de diálogo para un Plan de Recuperación Laboral

El Comité Provincial de UGT de Ávila, reunido el pasado 19 de junio, ha reiterado su drástica oposición a las políticas "aciagas" que se están llevando a cabo en Ávila que, "lejos de aliviar el declive constante desde el inicio de la crisis y abrir puertas a una recuperación sólida y real, continúan dejando sin pulso a nuestra economía".

                 

UGT señala que durante 2014, la provincia acumula cerca de 18.000 parados, con un incremento de la afiliación a la Seguridad Social insuficiente y que apenas alcanza las 130 personas. Más de la mitad de los desempleados abulenses ya no recibe prestación alguna y la movilidad geográfica laboral acrecienta su saldo negativo, de forma que la provincia perdió el pasado año 4.000 contratos en beneficio de otros territorios limítrofes.


Indican que en Ávila se siguen cerrando centros de trabajo y destruyendo empleo fijo como en el sonado caso de la empresa de artes gráficas Imcodávila, mientras en otras las incertidumbres hacen mella en la negociación colectiva. Aseguran que el ligero repunte de la contratación y del empleo ha sido "gracias a inercias estacionales y a costa de una perturbadora precarización, con salarios bajos y leoninas condiciones de trabajo".

 

De igual manera, manifiestan que la situación contractual de los trabajadores se sitúa "en la hiperprecariedad laboral", cuestión que "pone dentro de la ilegalidad la reforma laboral iniciada hace dos años con la supuesta finalidad de crear empleo y además indefinido y de calidad". Dos años después, los contratos indefinidos son en Castilla y León el 8% del total de los contratos, con el aumento exponencial durante el último año de la figura del contrato parcial.

 

Valoran que este tipo de contrato se está ofreciendo como favorecedor de la conciliación laboral y familiar, "pero lo que verdaderamente enmascara es una disminución de ingresos y condiciones de trabajo (trabajo en fines de semana, festivos, etc…)". La contratación a través de empresas de trabajo temporal ha aumentado un 40% en Ávila.

 

El Comité de la UGT de Ávila lamenta la preocupante situación de la negociación colectiva con su creciente estancamiento y con pérdidas de coberturas, lo que nos está llevando a un descenso en el número de trabajadores con convenio colectivo de aplicación.

 

En materia social y educativa destacan dos hechos que "ejemplifican los efectos tangibles de esta oleada de recortes que no cesa". Por un lado, Ávila se ve en estos momentos obligada a soportar el cierre de casi una de cada cinco camas sanitarias, un porcentaje superior a la media de la región, y por otro, sólo el 13,4% de los solicitantes de becas recibirán la ayuda este año.

 

El Comité Provincial de Ávila quiere poner el acento en que la situación de nuestra provincia "requiere una estrategia de mayor altura de miras, que suponga la generación de empleos de calidad, que son los que aumentan la productividad y competitividad a medio y largo plazo, y salarios dignos". Aseguran que en la situación actual, tras años de caída de las retribuciones salariales, esto pasa por que los salarios comiencen a lograr moderadas ganancias de poder de compra, para que las familias puedan consumir e impulsar así la demanda. "Sin ello, no será posible salir de la crisis".

 

En este sentido, para UGT es necesario abrir un proceso de diálogo a fin de lograr un Plan de Recuperación Laboral que potencie el empleo, la formación y que extienda y garantice la protección por desempleo a todas las personas que han perdido su puesto de trabajo. A la vez, señalan, Ávila necesita cimentar un nuevo modelo productivo, con una apuesta clara por el fomento de la industria, en especial, la ligada a la investigación, el desarrollo y la innovación.

 

Recuerdan que el papel que en el ámbito del Dialogo Social han desarrollado ha permitido promover acuerdos en materia de estímulos, de competitividad, de responsabilidad social o de protección a las personas y a las familias en situación de vulnerabilidad, y afirman que su labor ante estos acuerdos debe ser "la de vigilar su complimiento estricto para que todos los recursos presupuestados lleguen de manera inmediata a los ciudadanos de Ávila y mitiguen, en cierta medida, las necesidades de los ciudadanos".

 

Este Comité insiste en fortalecer los sistemas básicos de protección social y en potenciar los servicios públicos esenciales como las piezas angulares del Estado de Bienestar (educación, formación, sanidad, justicia, dependencia y servicios sociales) apuntando que "el retorno de cada euro invertido en estos ámbitos garantiza su rentabilidad global".

 

Por último, el Comité Provincial de Ávila, tras analizar los resultados de las últimas elecciones europeas, se reafirma en la necesidad de incrementar la participación institucional y ciudadana para reforzar la democracia.

 

El Comité ha analizado también la "situación de acoso sin precedentes que están sufriendo los afiliados y responsables sindicales, y todos los trabajadores en su conjunto, por el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical".

 

Aseguran que la participación pacífica de los trabajadores en huelgas, concentraciones y manifestaciones "está siendo perseguida desde el Ministerio Fiscal, requiriendo penas de prisión que van desde los 3 a los 8 años. Frente a esta agresión, dirigida a disuadir a los trabajadores y a las organizaciones sindicales de la defensa y protección de sus derechos laborales y sociales, el Comité insta a seguir desarrollando medidas encaminadas a revertir esta actuación desproporcionada, excesiva, injusta y alejada de los valores constitucionales".