UGT acusa a la Diputación de "dejadez de funciones" en el Centro 'Infantas Elena y Cristina'

José Carlos Pajares y Francisco José Muñoz

La Unión General de Trabajadores considera que los mayores y dependientes abulenses son los más susceptibles de utilizar el centro residencial Infantas Elena y Cristina el cual tiene que funcionar al 100 % (ocupar las 172 plazas de residentes para mayores y dependientes) para cubrir las expectativas de la sociedad.    

La esperanza de vida ha aumentado de forma exponencial durante los últimos años, y con ello el envejecimiento y la dependencia, estando Ávila a la cabeza de la población mayor de 65 años en Castilla y León (41.484 en nuestra provincia y 10.679 en la capital, datos I.N.E.). En cuanto a la dependencia, en Ávila hay 534 prestaciones reconocidas de centro residencial y 526 de centro de día/noche – la mayoría dependientes severos y grandes dependientes, Grados II y III  según datos Junta de Castilla yLeón)-, si bien no todos pueden tener plaza en Ávila

 

Para ello la Junta de Castilla y León tiene un concierto con la Diputación de 28 plazas de discapacitados –todas ocupadas- y desde el 01/01/14 una adenda concierto de 75 plazas – ocupadas 58 por esta vía- para personas de edad avanzada, y a mayores, a través de su reglamento y de la ordenanza reguladora del precio público, cubre las necesidades de la población abulense con el resto de plazas (64 camas), a fin de ser ocupadas por mayores y dependientes. Es decir durante el año 2015 estuvo funcionando con 150 residentes.
    

Recientemente ha creado una serie de expectativas a personas mayores y familiares con dependientes, creando una lista de espera en el centro residencial 'Infantas Elena y Cristina' para cuando se produjese una vacante se cubriese automáticamente. Destacan desde UGT que se han producido "al menos 5 vacantes en lo que va de año y no se han cubierto. Creemos que es muy grave jugar con la población mayor y dependiente de esta manera", han denunciado.

 

"La Diputación parece estar haciendo dejadez de funciones que en los últimos tiempos, respecto al centro residencial Infantas Elena y Cristina, pues no sólo no se pone a funcionar el centro al 100 % -cobertura de las 172 plazas- ni se cubren las plazas vacantes durante el año 2015, sino que siguen sin abrirse las unidades de convalecencia – 10 usuarios ampliable a 9 más - y de convivencia- 30 usuarios-, a pesar de los 223 mil euros invertidos para su realización (sala 3 del pabellón 1 y pabellón 5), donde al menos las unidades de convalecencia debieran estar funcionando desde el año 2014".

 

Cabe recordar que fue la propia diputación quien pidió que se realizase la inversión en el centro residencial, a la  Junta de Castilla y León , en los acuerdos de pleno de 24/2/14 y 31/03/14, pues estamos a la cola en estos servicios en Castilla y LeónEn favor de las unidades de convalecencia está el coste de la estancia hospitalaria, más cara que en estas unidades, disminución del riesgo de contagio de infecciones, úlceras…, que alargarían la estancia hospitalaria y la consiguiente liberalización de recursos en el ámbito hospitalario.

 

En favor de las unidades de convivencia está satisfacer las necesidades y proveer cuidados fundamentalmente asistenciales y sanitarios con un entorno con dimensiones de “hogar” a las personas mayores. El que se invirtiese en el C.R. Infantas Elena y Cristina la suma de 223 mil euros para este tipo de unidades, fue debido a su distribución horizontal y los amplios espacios tanto dentro del edificio como sus jardines, todos ellos de fácil acceso.

 

Desde UGT denuncian que que la Vicepresidenta 2ª de la Diputación, Responsable del Área de Familia, Dependencia e Igualdad de Oportunidades no encuentra los documentos relativos a las unidades de convalecencia y convivencia, y "hemos pedido por segunda vez una reunión con el Presidente de la Diputación para hacerle entrega de los papeles “extraviados de las unidades”, teniendo la callada por respuesta, para que no sea por eso por lo que no se pongan en funcionamiento", han finalizado.