UCCL va a tratar de propiciar un encuentro de todas las OPAs y los presidentes de las cámaras agrarias para analizar el futuro de estas entidades

El proyecto de presupuesto de la Consejería de Agricultura y Ganadería recorta en más de  64% los fondos que se dedican a ellas

Esta Organización  planteará  la apertura de un proceso de negociación con la Consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, al objeto de tratar de solucionar la situación que se ha generado por los duros recortes que se anuncia, con la finalidad de llegar a un acuerdo que dé como resultado el mantenimiento de las cámaras con un presupuesto suficiente.

Ante los distantes valoraciones y posicionamientos que se están produciendo por este tema, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) va a tratar de propiciar un encuentro, a la menor brevedad posible, con el resto de organizaciones agrarias y los presidentes de las distintas cámaras agrarias provinciales al objeto de analizar el futuro de estas entidades ante el recorte de más del 63% que sufren los fondos que se destinan a ellas en el proyecto de presupuesto de la Consejería de Agricultura y Ganadería para el año 2012.

Esta Organización considera que las cámaras agrarias han prestado hasta la fecha una importante labor a los agricultores y ganaderos de Castilla y León en distantes labores de asesoramiento, intermediación en las negociaciones de los pastos y rastrojeras, gestión de los cotos de caza… pero es evidente que su mantenimiento dentro de unos parámetros de dignidad sólo es posible si se las dotas de los fondos justos para el desarrollo de sus funciones y el pago de las nóminas del personal que en ellas trabaja.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) va a realizar el máximo esfuerzo para tratar de reconducir esta situación por lo que va a intentar abrir un proceso de negociación con Silvia Clemente y en el que también estén presentes todas las Organizaciones Agrarias y los presidentes de las cámaras agrarias al objeto de que la Administración Regional realice un esfuerzo para tratar de mantener abiertas las nueve entidades provinciales con unos presupuestos dignos.